miércoles, julio 13, 2011

Cómics históricos: Action Comics Nº1

Si me dijeran que eligiera un cómic que haya hecho historia, tengo bastante clara cual sería mi elección. Tal vez no tendrá el mejor guión ni será (de lejos) el mejor dibujo, pero está claro que el Action Comics Nº1, con fecha de portada de junio de 1938, es uno de los cómics que más ha influenciado a todos los autores de cómic.
"¿Por qué?" os preguntareis aquellos que no sabéis nada sobre este número. La respuesta es simple: este número nos trajo la primera aventura del primer superhéroe de la historia, el último hijo de Krypton (aunque en este número este planeta aún no recibió nombre), Superman.
Aunque esta revista, que en un comienzo no se dedicaba solo a Superman sino que era una antología de varias historias, también nos presentó a otros personajes que influenciarían al multiverso DC posterior, como Zatara, el padre de la superheroína Zatanna, o Tex Thomson, el futuro Americommando, ninguna de esas historias ha marcado tanto. De hecho, esos nombres que acabo de mencionar no les sonará a la mayoría de los lectores (solo a aquellos más comiqueros... y algunos ni así... ¿quién conoce a Tex Thomson?).
Pero el personaje creado por Jerome Siegel y Joe Shuster (autores que estaban por entonces en la cresta de la ola en DC por otros cómics como "Spy", "Feredal Men" o "Slam Bradley", este último pasando también a la historia como un personaje más del multiverso DC) crearon una historia diferente en una época en que todos los cómics se basaban en detectives o en vaqueros. Y es cierto que en su primera época Superman era muy detectivesco, pero sus super-poderes y su constante lucha contra la injusticia, en lo que se basaban la mayoría de sus primeras historias (de hecho, en este primer cómic empieza una campaña para acabar con una guerra en el ficticio país sudamericano "San Monte", lo cual logrará en el próximo número), aparte de la frescura y el humor que caracterizaban a sus autores, lo diferenciaría del resto de cómics de la época.
Aparte, este primer cómic también trajo parte del futuro universo de Superman, aunque muchos de estos elementos serían más tarde relegados a formar parte de la continuidad de la Tierra-2. Su identidad secreta como el torpe y cobarde Clark Kent, su trabajo como reportero en el Daily Star (en Tierra-1, el Daily Planet) bajo las órdenes de su jefe George Taylor (aunque su nombre no se mencione aún, y en Tierra-1 su equivalente sea Perry White) y el triángulo amoroso formado por sus dos identidades y Lois Lane, todo apareció aquí por vez primera.
Por supuesto, también hay diferencias con el Superman que conocemos a día de hoy. Por este entonces, sus poderes se reducían a super-fuerza, super-velocidad, super-saltos y piel gruesa capaz de soportar disparos. Como pueden ver, en este primer número aún no se le atribuían poderes tan populares a día de hoy como el volar, la visión de rayos-X o la calorífica.
Aún así, inspiró a otros muchos autores, de esta y otras editoriales, a crear a sus propios superhéroes. No tardarían en aparecer Batman, la Antorcha Humana (la original, no la de los 4 Fantásticos), Flash, el Capitán Marvel, Sandman, el Capitán América, etc. La lista es demasiado larga y espero seguir mencionando las primeras apariciones de muchos de estos personajes en otros artículos similares.
Por contra, y a pesar de ser un número tan importante, la mayoría de este cómic no entra en continuidad a día de hoy, la realidad en que sucede esta historia (Tierra-2) desapareció durante la Crisis en Tierras Infinitas. Además, la muerte del Superman de Tierra-2 (supuestamente el Superman de este número) durante la Crisis Infinita, o el inminente reinicio tras Flashpoint, terminan de borrar todo resquicio de que los eventos de este cómic hayan existido alguna vez, pero como cómic clásico y como primer contacto de Superman con el mundo, es un cómic importante para tener en cuenta.

No hay comentarios: