viernes, julio 15, 2011

(Reseña de juego) Batman: Arkham Asylum

El personaje de Batman ha sido siempre, desde su creación en 1939, un personaje muy popular, lo cual le ha llevado a tener todo tipo de adaptaciones: películas, series, audio dramas... Y por supuesto, entre estas adaptaciones, tiene una larga lista de videojuegos, desde que en 1986 se hiciera su primer juego para Amstrad y Spectrum. Uno de sus juegos más recientes es el que ocupa este artículo, el Batman: Arkham Asylum, el cual empiezo a reseñar ahora.
El juego comienza con una introducción bastante larga aunque, por suerte, también interactiva en su mayor parte. En ella vemos como Batman una vez más ha capturado al Joker y lo lleva, como siempre, al manicomio Arkham, donde espera sea puesto a buen recaudo y no se vuelva a escapar. Sin embargo, el comportamiento del villano le parece raro a Batman, así que decide acompañar a los guardias y médicos hasta el interior del psiquiátrico, hasta el momento en que no permiten a Batman continuar adelante, aprovechando ese momento el Joker para escapar con ayuda de su ayudante Harley Quinn, liberando también con él a su banda que han sido trasladados desde la penitenciaría de Blackgate por un "desafortunado" incendio.
A partir de este punto es cuando el juego comienza de verdad y empezamos a tener a nuestra disposición toda la galería de movimientos de Batman, al menos los movimientos que no necesitan ser desbloqueados. Los controles son bastante sencillos y muchas veces no nos exigen mucha precisión ya que el propio personaje "apunta" para dar un golpe o para lanzar uno de sus "Bat-artilugios". Y es un alivio, ya que el juego es bastante frenético, los combates suelen ser con muchos enemigos a la vez y encima la cámara se sitúa en un ángulo un poco extraño y que a veces puede dificultar un poco las cosas, además de que, salvo en los combates, la cámara suele estar muy cerca de Batman sin posibilidad de alejarlo, y como única alternativa una cámara "zoom" que realmente solo es útil para revisar un lugar sin moverse.
Aparte de los combates directos contra enemigos, el juego tiene otro estilo de enfrentamiento conocido como "depredador silencioso", en el que hemos de escondernos de nuestros enemigos e ir eliminándolos sin que el resto de los enemigos de la sala se entere, captando bastante bien el modus operandi habitual del personaje. En mi opinión, este modo es una de las mejores cosas del juego, no solo por dar un estilo distinto sino porque invita a la estrategia, además de mostrar la inteligencia artificial dada a los personajes, que se asustarán cuando vean que uno de sus compañeros ha caído y que intentarán protegerse poniéndose espalda con espalda de tus posibles ataques, dando pie al jugador a usar los múltiples trucos que va teniendo a su alcance.
El modo de "depredador silencioso" normalmente se usa solo en los momentos en que los enemigos tienen armas, algo que el personaje puede detectar haciendo uso de una visión scanner especial llamada "modo detective" en la que se indican no solo la cantidad de enemigos que hay en la sala (y si están armados o no) sino también resalta aquellos objetos que sean interactuables. La lástima es que en este modo, los gráficos se pierden un poco debido a que se vea como una especie de vista de infrarrojos, y la mayoría del juego exige que se esté en este modo, así que no hay demasiado tiempo para disfrutar de los gráficos reales.
Como ya comenté antes, a lo largo del juego, a medida que se van consiguiendo puntos de combo o se alcanzan determinados puntos en la historia, se pueden ir desbloqueando movimientos o artilugios que harán más fácil los combates, o que incluso serán imprescindibles llegado cierto punto. Una batgarra para arrancar tapas de conductos de ventilación en alto, un secuenciador para abrir puertas cerradas electrónicamente, un gel explosivo para irte abriendo paso cuando el camino está bloqueado...
También, y aparte de la de por sí bien currada historia, en la cual se suma una variopinta lista de enemigos de Batman (Hiedra Venenosa, el Espantapájaros, el Cocodrilo Asesino y Bane), a lo largo del juego también seremos retados por otro famoso villano, el Enigma, que ha dejado una serie de retos para Batman a lo largo del mapeado del juego, dando un reto alternativo bastante entretenido que, aparte de desbloquear algunos contenidos extra y ofrecer la posibilidad de ir recolectando las biografías de muchos personajes de Batman que no aparecen en el juego pero a los que se les dedica un pequeño homenaje, entregan puntos de combo que son útiles para ir desbloqueando movimientos.
Toda la ambientación está muy bien creada, todo es muy tétrico y llega a ponerte nervioso en algún caso. Cada uno de los villanos tiene su momento estelar que muestra bien su personalidad, teniendo el jugador que echar mano de su ingenio y su destreza para enfrentarse a los jefes ya que la mayoría no se derrotan solo con darles golpes (sobre todo porque la mayoría son muy grandes para ser golpeados o no se enfrentan directamente a Batman). Mención especial a la guarida del Cocodrilo Asesino, la cual Batman tiene que atravesar intentando evitar ser devorado por el monstruo, y los mundos del Espantapájaros, que nunca pensé que en un videojuego se pudiera representar tan bien a este personaje.
Finalmente, el apartado gráfico es muy bueno a pesar de que se aprecie poco, como ya dije, por la necesidad de usar el modo detective durante gran parte del juego. Destacar la interacción con muchos de los objetos, como papeleras o tochos de papeles, que realmente no sirven para nada pero ayudan a crear más realismo.
Finalizando, el juego es muy entretenido, tiene una muy buena historia y tiene una jugabilidad más que aceptable. He echado de menos alguna mención a Robin o a Nightwing (es curioso, pero ni siquiera en los desafíos del Enigma, donde aparecen personajes de popularidad tan baja como el Hombre del Calendario o el Gran Tiburón Blanco, no haya ni una sola mención a estos dos personajes), pero bueno, ellos sabrán. Lo que sí sé es que estoy leyéndome la mini-serie Batman: Arkham City que cuenta lo que ocurre entre el año que transcurre entre este juego y su secuela, del mismo nombre que el cómic, que saldrá en octubre y que ya estoy deseando jugar.

No hay comentarios: