jueves, julio 14, 2011

(Reseña de cómic) Ultimate Death of Spider-Man

Ya sabemos para qué quería Marvel crear un sello en el que se publicarían historias ubicadas en un universo paralelo al original. En primer lugar, para poder hacer dos eventos crossovers a la vez (aunque este evento, en comparación con Fear Itself, el evento principal de Marvel de este año y el cual, por cierto, aún no sé ni de qué va, no tiene ni la mitad de glamour...), y en segundo lugar para poder experimentar, hacer y deshacer cualquier cosa ya que, total, en el universo clásico todo va a ser igual.
Ya lo demostraron en su último "super-evento Ultimate" Ultimatum (la bazofia que llevó al universo Ultimate actual) con las muertes de personajes tan importantes como Xavier, Magneto, Lobezno o Daredevil. Y ahora vuelven a demostrarlo con el nuevo evento, cuyo nombre es bastante explícito. Y aunque en Ultimatum nos engañaron en un primer momento haciéndonos pensar que su superhéroe arácnido más popular la palmaba, esta vez sí que es verdad: Peter Parker, alias Spiderman, muere en el número 160 de su serie Ultimate Spider-Man.
Por supuesto, no ha sido ninguna sorpresa. Ya no sólo porque directivos, guionistas, dibujantes, críticos, blogueros y señores que observan las obras lleven meses comentándolo, sino por el hecho que desde el número 153 de dicha serie (y también en los seis números de la serie Ultimate Avengers Vs. New Ultimates) estas revistas han tenido una bonita cabecera anunciando en grande "Ultimate Death of Spider-Man". Aparte de todos los anuncios en otros cómics. Así que no, no nos ha sorprendido mucho.
Repasemos lo ocurrido: tras el cataclismo que supuso Ultimatum, en donde gran cantidad de héroes y villanos murieron, las cosas parecen estar volviendo a su cauce. En SHIELD, Carol Danvers sigue al mando llevando a los populares Ultimates, mientras que un recién regresado del Supremeverso Nick Furia monta su propio grupo de operaciones encubiertas, los Vengadores (¿os suena el nombre de algo?). Las tramas de la organización espía lleva a contínuas desconfianzas entre ambos, lo cual algunos personajes aprovechan para montar una guerra dentro de la organización, haciendo que ambos equipos luchen entre ellos, creyendo ambos que el líder del otro equipo es un traidor.
Mientras tanto, los Ultimates también han llegado a la genial decisión de que Spiderman, a pesar de ser muy guay y muy buena gente, necesita entrenamiento ya que, seamos serios, la arma mucho en demasiadas ocasiones. Así que cada día un miembro distinto de los Ultimates se pasa por la casa de Peter para llevárselo de paseo a tener un par de lecciones de "superheroísmo". Todo guay hasta el día en que se monta la gorda y el Capitán América tiene que dejar a Spidey a medias con su clase para ir a pelearse con la otra mitad de su equipo. El adolescente, metomentodo como es, y mientras se enfrenta a una nueva encarnación de los Seis Siniestros, acaba en el campo de batalla, donde ve cómo el Castigador intenta pegarle un tiro al Capitán América (aunque su intención sólo era herirlo para que dejara de dar problemas a los "Ángeles de Nick"). El arácnido intenta salvar al soldado Ryan y se mete en el camino de la bala, recibiendo un balazo que, si bien no es mortal, es bastante grave.
Todo hubiera sido genial si, al llegar a casa, tía May y MJ lo hubieran estado esperando con unas vendas y unas cuantas botellas de agua oxigenada, pero en su lugar lo esperaban el Duende Verde y sus amigos con una fiesta sorpresa en la que ya el Hombre de Hielo y la Antorcha Humana habían caído rendidos. Además, a toda la familia no se le ocurre otra cosa que pasar por ahí por lo que el chico del pijama azulgrana se la pasa peleando e intentando proteger a los suyos, consiguiéndolo en última instancia, pero siendo muy tarde para recibir tratamiento médico una vez consigue un momento de paz.
¿Final digno? Bueno, ha muerto tratando de defender a los suyos, lo cual le da un rollo muy cool, pero, ¿en serio hacía falta esto? ¿Acaso intentaban imitar la muerte de Superman? Y además, ¿por qué nos lo presentan como un super-crossover si realmente solo han sido dos series, y la única que realmente ha prestado atención a lo ocurrido con Spiderman ha sido la oficial del personaje? La Civil War-wannabe que ha sido la serie limitada tuvo una trama muy lejos de lo que ocurrió con el arácnido, sólo dedicó un par de viñetas en el momento del disparo del Castigador, y luego, en su último número (publicado ayer), han intentado justificarlo con una mención al asunto que provocará que Carol Danvers sea despedida. Pero no es una serie sobre la muerte de Spiderman por más que nos lo hayan intentado vender así.
¿Y el resto de héroes? Porque normalmente, un macro-evento crossover suele implicar a la gran mayoría de los héroes activos en el momento, aunque no aparezcan en el evento principal. Y vale, que tras Ultimatum el Universo Ultimate se haya quedado algo vacío, pero es que para los pocos que son, de los 4 Fantásticos (o los 3 Fantásticos restantes después de que Reed Richards se cambiara de bando en la trilogía Doomsday) y de los X-Men (o el nuevo grupito que se está montando Jean Grey) sólo aparecen aquellos que también son habituales de la serie de Spiderman (es más, que viven con él actualmente), y ni siquiera la propia clon del lanzarredes, Spiderwoman, se digna en aparecer a saludar aunque sea...
Y ahora, ¿qué? Por lo visto, Ultimate Fallout, donde distintos personajes reflexionarán sobre la muerte de Parker (¿en serio hace falta una mini-serie de 6 números aparte de la serie principal para ésto?), y luego reinicio de la serie de Spiderman, con un nuevo personaje asumiendo la identidad del trepamuros.
Marvel, se os va la pinza. Y habeis echado a perder a Bendis y Millar (los dos "genios" tras este "evento").

No hay comentarios: