miércoles, agosto 10, 2011

Cómics históricos: La Flauta de los Pitufos


Las adaptaciones al cine de cómics, series o videojuegos siempre nos dan una excusa para volver a retomar aquellas historias que, por alguna razón, teníamos olvidadas. Así que, si hace unos días repasaba el origen de Tintín, hoy le toca el turno a los pequeños seres azules conocidos como los Pitufos, cuya película se ha estrenado hará unas dos semanas.
El primer cómic de estos seres, conocidos como Les Schtroumpfs en francés (su idioma original), o The Smurfs en inglés (el idioma más popular) realmente pertenecía a una serie conocida como Johan et Pirlouit (en español, Johan y Pirluit) por el autor belga Peyo (sobrenombre de Pierre Culliford). En 1958, en la revista conocida como Spirou Magazine, dicho autor comenzó una historia de estos dos personajes conocida como La Flûte à six trous (significando algo así como "La flauta de seis agujeros"), en la cual los personajes descubrían una flauta mágica y una serie de aventuras los llevaban a conocer a los creadores de dicha flauta, unos pequeños seres azules con un lenguaje bastante enrevesado ya que para los humanos parecía que sólo decían las palabras "pitufo" y "pitufar" (aunque ellos parecían distinguir distintos matices en estas palabras). Sólo el líder de ellos, Papá Pitufo, el único de ellos que se diferenciaba un poco del resto, parecía hablar perfectamente el idioma humano, lo cual no era de extrañar, ya que acababa de cumplir 542 años (frente a los jóvenes otros pitufos que "sólo" tenían 100 años).
El cómic, aunque evidentemente infatil, es bastante divertido, sobre todo ver la frustración de Pirluit por intentar entender y hablar el idioma pitufo, lógicamente sin éxito alguno. Como todos imaginaréis, estos personajes se hicieron muy populares, lo que les consiguió un año más tarde sus propias historias en la misma colección de la que habían aparecido, e incluso se acabó haciendo una película de animación basada en esta primera historia, retitulada La Flûte à six Schtroumpfs en siguientes reediciones (que en el resto del mundo se conoció como La Flauta Mágica o La Flauta de los Pitufos, aunque su traducción más correcta hubiera sido "La Flauta de seis Pitufos").
Y desde entonces, todos sabemos la cantidad de productos derivados que han salido de estos personajes. No sólo nuevos cómics, películas y series de animación y merchandising variado (como muñecos, libros, ropa...), sino que incluso en muchos paises se han lanzado discos de música "pitufa", en su mayoría original, pero, sobre todo en España, han aparecido muchos discos de pitufos parodiando canciones reales, todo siendo siempre un éxito.
Y eso de momento es todo hasta que vea la película. Así que para pitufarme y pitufar este pitufo sólo me queda pitufarles un buen pitufo. ¡Hasta otro pitufo!

No hay comentarios: