jueves, agosto 04, 2011

(Reseña de juego) Back To The Future: The Game

Durante la segunda mitad de los 80 el director Robert Zemeckis nos obsequió con la saga Back To The Future (Regreso al Futuro en español), en la cual nos narraba las aventuras de Marty McFly, un adolescente que se veía envuelto en una serie de viajes temporales gracias al invento que su amigo "Doc" Emmet Brown había construído en un DeLorean para dicho propósito. A lo largo de tres películas vimos a ambos personajes viajar alante y atrás en el tiempo intentando no modificar nada más que lo necesario en cada una de sus aventuras. Más tarde llegó la serie de animación, la cual reconozco no he visto, pero por lo que he leído no me pierdo mucho.
Pero todo esto es sólo una introducción para hablar del juego que ocupa este artículo y que he tenido el placer de jugar estos días. Este juego sirve como una secuela más de la serie, mostrándonos como una vez más, Marty ha de montarse en el DeLorean (aunque se suponía había sido destruído en la última película, pero nadie dice que no pueda ser reconstruído, como se demuestra, por lo visto, en la serie de animación) para viajar en el tiempo y sacar de un aprieto a su amigo "Doc".
El juego se presenta como una típica aventura gráfica en la que tenemos que ir recogiendo objetos y hablando con personajes para resolver una serie de situaciones con las que nos vamos encontrando. Desgraciadamente, la libertad ofrecida al jugador es muy escasa y los puzzles presentados son muy cortos, de modo que vamos resolviendo un puzzle a cada vez en la mayoría de las situaciones, dándonos la impresión de que simplemente estamos viendo una película en la que nos ofrecen pequeños puzzles más que estar jugando a una aventura gráfica. Ésto se ve acentuado por el hecho de que el juego se haya dividido en cinco capítulos descargables individualmente, de modo que puedes jugar al siguiente capítulo sin necesidad de jugar al anterior, lo cual provoca que al final de cada episodio el inventario del jugador deba estar "vacío" o con los objetos justos para no crear conflictos con distintas maneras de pasarse el juego (que no hay, por supuesto). E incluso así hay un error, ya que cuando Marty en el pasado debe decir un apodo en el primer episodio ya que no puede presentarse por su nombre real (como ya ha hecho con los nombres Levis Strauss y Clint Eastwood en la trilogía de películas), el jugador puede elegir distintos nombres, que no serán respetados en los siguientes episodios.
En el apartado gráfico tampoco se han lucido. Comprendo que los personajes son meras caricaturas y no intentaban realmente hacer reproducciones reales de los actores que los interpretaron en su día, pero aún así hay muchos momentos en los que unos objetos se superponen sobre otros, además de que, para la baja calidad de los gráficos que ya he comentado, exige demasiado al equipo, llegando a ralentizarse en algún momento.
Sin embargo, el gran fuerte de este juego es la historia. Como ya he comentado, en este juego, Marty vuelve a ponerse al volante del DeLorean tras recibir un mensaje en el mismo donde Doc le informa de que se ha quedado atrapado en algún momento del tiempo, y Marty, tras un poco de investigación, descubre que es en 1931, en la época de los gángsters, y hacia allí va, usando como apodo Sonny Crocket (protagonista de la serie Miami Vice, aunque también puedes elegir otros la primera vez, entre los que se encuentra Michael Corleone) y topándose con la por este entonces joven Edna Strickland, hermana del director Strickland, el mafioso Kid Tannen, padre de Biff, su propio abuelo Arthur McFly, o incluso con un muy joven Emmet Brown, quien no debe saber aún sobre su futuro descubrimiento de la máquina del tiempo. A partir de entonces empieza una sucesión de eventos que podrán provocar "desastrosos cambios en el continuo espacio-tiempo" y que nos mantendrán entretenido a lo largo de cinco episodios con unos giros argumentales que me dejaron en unas cuantas ocasiones con la boca abierta.
O sea, el juego no descubre la pólvora, ni arregla todos los errores y paradojas temporales de las películas, sino que además crea algunas nuevas. Pero dentro del universo de esta saga, donde en pos de hacer una película de aventuras aún más divertida siempre han ignorado un poco este tipo de detalles, es más que aceptable, y no sólo ofrece nuevas aventuras de personajes ya conocidos sino que toma referencias de las anteriores, con detalles como el Tannen de turno acabando cubierto de estiércol o frases míticas como "Ese tipo le ha robado la cartera... Creo que ese tipo le ha robado la cartera...", además de que por sí muchos de los argumentos de este juego son en muchos casos repetidos de las películas (el propio Marty teniendo que viajar al pasado para salvar a Doc en el tiempo en que se ha quedado atascado de una inminente muerte es el argumento de la tercera entrega de la saga). Curiosamente, también abundan referencias a otras sagas, sobre todo he podido detectar tres frases sacadas directa y descaradamente de Star Wars (una de ellas repetida muchas veces).
Concluyendo, este juego, como juego, no vale la pena. Sin embargo, si te gusta la saga en la que está basado, te encantará el juego, pero como película más que como juego. En mi opinión es la secuela perfecta para la saga. Así que, fans de Regreso al Futuro, es hora de coger vuestro DeLorean y viajar atrás en el tiempo para disfrutar de nuevas aventuras de Marty McFly y Doc Brown.

No hay comentarios: