sábado, agosto 06, 2011

(Reseña de juego) Hollywood Monsters 2

En 1997, la empresa Péndulo Studios nos deleitó con el que no sólo se ha convertido en uno de los títulos más aclamados dentro del género de las aventuras gráficas sino también en probablemente uno de los mejores juegos hechos en España, el Hollywood Monsters. Más de diez años después, y colaborando con FX Interactive, una secuela indirecta de este juego ha sido publicada, llamándose The Next BIG Thing en el resto de paises (donde no conocieron la primera entrega).
Como digo, es una "secuela indirecta". La premisa del juego es muy parecida a la original: dos reporteros del periódico The Quill, esta vez respondiendo a los nombres de Liz Allaire y Dan Murray, se encargan de cubrir una gala de premios cinematográficos dedicada al cine de terror, ya que los galardonados son todos monstruos reales, pero en esta fiesta está ocurriendo algo más, que es lo que nuestros protagonistas deberán descubrir.
La historia en general no es muy novedosa. A pesar de poseer un par de giros de argumento curiosos y algunas escenas distintas, en general la historia se estructura bastante como la primera entrega del juego. Desgraciadamente, y a pesar de esto, la historia es muy corta, contamos con muy pocos escenarios y no se nos permite viajar entre ellos, sino mantenernos siempre en la misma zona hasta que hayamos resuelto los puzzles correspondientes. La variedad de personajes también se ha visto muy reducida, probablemente no llegando a los veinte personajes distintos.
Los puzzles no son especialmente complejos, además de poder escoger al comienzo del juego recibir ayudas (hay tres niveles de dificultad, lo cual decide el nivel de ayuda que se dará al jugador), y alguno incluso es fácil de deducir para los que hemos jugado al primer juego, por ser muy similar a alguno de la anterior entrega o incluso ser exactamente el mismo.
Por otro lado, el juego está plagado de mucho humor, con unos protagonistas mucho más divertidos que los de la primera parte (lo siento, Sue, pero la pirada de Liz te deja por los suelos), encontrando humor no sólo en los propios diálogos sino incluso en las opciones del juego, donde hay una serie de estadísticas de lo más "curiosas".
Respecto a la capacidad gráfica, han hecho un gran trabajo al mostrar a personajes en 2D en un entorno 3D, imitando el estilo de su otra famosa saga de aventuras gráficas, los Runaway, aunque en algún escenario provoca algún efecto extraño, pero por lo general está muy bien logrado. Además, está muy bien optimizado, no necesita demasiadas pantallas de carga ni exige demasiado al equipo en ningún momento.
En general, el juego es un buen pasatiempo, con bastante humor, con una complejidad media pero muy corto. Personalmente, me ha gustado, me ha divertido, pero me ha dejado con ganas de más (muchas), quedándome con cara de tonto esperando que tras los créditos el juego continuara y sólo fuera alguna broma (que tampoco me hubiera sorprendido viendo la tónica general del juego).

No hay comentarios: