jueves, agosto 11, 2011

(Reseña de música) Les Luthiers: Lutherapia

Supongo que pocos serán los que a día de hoy no conozcan el "conjunto de instrumentos informales" Les Luthiers. Se trata de un grupos de músicos humoristas argentinos que exploran distintos tipos de música (en su mayoría clásicos, aunque en muchas ocasiones se han atrevido a probar con estilos más modernos) en un tono satírico, atribuyendo sus obras a distintos compositores de nombres cómicos, sobresaliendo entre ellos el que se ha convertido en el personaje más popular de sus obras, Johann Sebastian Mastropiero.
Pero el humor no es la única cualidad distintiva de Les Luthiers. Como su nombre y su "definición" indica, este grupo rara vez usa instrumentos convencionales, dedicándose a fabricar sus propios instrumentos con utensilios domésticos (un violín con una lata de sardinas, un instrumento de viento con un embudo y una tubería...), los cuales, curiosamente, aprenden a tocar con una perfección bastante sorprendente.
Las obras de Les Luthiers han evolucionado mucho desde que fueran fundados en 1967 por Gerardo Masana. En aquel tiempo, las obras solían ser piezas instrumentales cuya única curiosidad era mostrar los distintos (y extravagantes) instrumentos que exhibían. Poco a poco, el espectáculo ha ido incluyendo cada vez más representación teatral por parte de los integrantes del grupo, siendo a día de hoy el principal ingrediente de sus espectáculos, aunque nunca dejando de crear nuevos instrumentos con que dejar boquiabiertos a los que los ven en acción.
A finales de junio salió a la venta su último DVD en el que se recoge la actuación Lutherapia, la cual llevan interpretando desde 2008 y que reciéntemente ha sido sucedida por su nuevo espectáculo ¡CHIST!, el cual se trata de una recopilación de obras antiguas.
En Lutherapia, y siguiendo la línea marcada por Los Premios Mastropiero, las obras no son independientes las unas de las otras sino que el espectáculo lleva una "trama principal" que va dando pie a que se vayan representando los distintos números. En este caso, Ramirez (interpretado por Daniel Rabinovich) revela a su compañero Murena (interpretado por Marcos Mundstock) que últimamente sufre de depresiones, lo cual les lleva a tener una sesión de psicoanálisis durante la cual se van mostrando distintas obras, la mayoría, como no, "compuestas" por Mastropiero.
El espectáculo lo forman las siguientes obras:
-El cruzado, el ángel y la harpía (Opereta medieval)
-Dolores de mi vida (Galopa Psicosomática)
-Pasión Bucólica (Vals Geriátrico)
-Paz en la campiña (Balada mugida y relinchada)
-Las bodas del rey Pólipo (Marcha prenupcial)
-Rhapsody in balls (Handball blues)
-El flautista y las ratas (Orratorio)
-Dilema de amor (Cumbia epistemológica)
-Aria agraria (Tarareo conceptual)
-El día del final (Exorcismo sinfónico-coral)
Como cualquier espectáculo de Les Luthiers, me ha gustado bastante, pero me ha parecido un poco flojo. Musicalmente no se les puede criticar nada, y como siempre hay una procesión de instrumentos a cada cual más peculiar (destacar el "bolarmonio" de la obra Rhapsody in balls), pero humorísticamente supongo que ya he visto demasiado y me imagino todos los chistes. Es cierto que alguna que otra vez me sorprenden y me hacen desternillarme (la carta que Ramirez manda a Murena por no poder asistir un día a la sesión de psicoanálisis no tiene precio), pero por lo general son chistes previsibles una vez conoces su humor, pero que seguramente hagan las delicias de todos aquellos que los vean por primera vez.

No hay comentarios: