viernes, septiembre 30, 2011

(Reseña de película) Hulk Vs

Desde 2006, e imitando el estilo que DC llevaba teniendo desde más de una década antes, Marvel, colaborando con Lionsgate Home Entertainment, se ha dedicado a publicar películas de animación directamente a DVD. Una de estas películas, publicada en 2009 está formada en realidad por dos películas cortas, y es la película conocida como Hulk Vs, que se divide en las películas Hulk Vs Wolverine y Hulk Vs Thor.
La primera de las películas muestra a Lobezno siendo enviado por el ejército canadiense a detener a Hulk, quien está montando el caos por dicho país, cuando cuatro agentes de Arma-X atrapan a ambos personajes, y estos tienen que aliarse para escapar. En la segunda, mientras Odin reposa en su sueño anual, Loki ha traido a Hulk a Asgard y allí pretende conseguir que acabe con todos sus enemigos, aunque, cuando Loki pierde el control sobre Hulk, tiene que acabar aliándose con el propio Thor para encontrar la forma de detener al gigante verde.
A pesar de que el supuesto protagonista de las películas es Hulk, como se puede ver en esta pequeña sinopsis, Hulk es simplemente una excusa para mostrar historias de cada uno de los dos personajes. La primera de las historias es bastante aburrida y sin ninguna emoción, las peleas no causan interés y la historia se centra demasiado en el pasado de Lobezno, perdiendo Hulk el protagonismo completamente durante una buena parte de la historia. Aparte, los miembros de Arma-X que hacen aparecer (Dientes de Sable, Dama Mortal, Rojo Omega y Masacre) tienen sus carácteres bastante cambiados para responder a tópicos (sobre todo Masacre, quien parece más un bufón que un psicópata). En la segunda película, la historia mejora bastante, siendo el enfrentamiento con Hulk lo central de la trama, pero sin hacerse cansino (a pesar de que dura diez minutos más que la anterior historia) ya que los personajes no se limitan simplemente a luchar y ya está, sino que planean y buscan maneras alternativas de derrotarlo. Además, se llega a profundizar un poco en la psicología de Banner, lo cual es algo que siempre me parece interesante en una historia de Hulk. Y el que aparezcan bastantes asgardianos conocidos ayuda también a hacer la película entretenida. Pero sigue sin ser historia espectacular.
La animación en ambos casos es bastante buena, pero en dibujo, la segunda es mejor que la primera, cuyos personajes son bastante simples. No se regodea mucho en efectos 3D (si es que tiene alguno) sino que toma un estilo 2D bastante más clásico, aunque evidentemente casi todo hecho por ordenador. También destacar el hecho de que, al ser producida directamente para vídeo, la violencia es bastante más explícita que en las series de televisión, aunque aún así muestra un pequeño factor de censura, con hechos como que nunca se vea cuando Hulk golpea a alguien, sólo se intuya.
En conclusión, la película es entretenida, pero no es una joya. Vale para cualquier fan de Marvel que tenga una tarde aburrida y quiera ver un poco de acción, pero las tramas no son para echar cohetes, simplemente funcionan, sobre todo la segunda. Me es una pena, ya que quería empezar a ver las películas animadas de Marvel, ya que hasta ahora sólo las había visto de DC (que son muy buenas la mayoría), y esta primera ha sido un poco decepcionante. Pero bueno, seguiré mirando las demás.

jueves, septiembre 29, 2011

(Reseña de cómic) JLA: The Nail

Desde que en 1985 la Crisis en Tierras Infinitas convirtiera el multiverso DC en un único universo, las historias en tierras paralelas donde los acontecimientos se habían desarrollado de manera distinta a los universos principales dejaron de ser canónicas por completo. Sin embargo, y a pesar de eso, a partir de 1989, con la publicación de Batman: Gotham by Gaslight, se inició una nueva línea editorial de DC llamada Elseworld, donde mostraba historias que no entraban en continuidad y que podían ocurrir en universos completamente distintos al principal. Tras el reestablecimiento del multiverso en la Crisis Infinitas, estos Elseworlds han pasado a formar parte del canon de la editorial, al pertenecer cada una a uno de los 52 universos que forman el nuevo multiverso.
Uno de estos Elseworlds es el que ocupa este artículo, JLA: The Nail (en español "LJA: El Clavo"), una serie de 3 números publicada en 1998 por Alan Davis y Mark Farmer. Referenciando un proverbio de George Herbert, la historia comienza mostrándonos como el matrimonio formado por Jonathan y Martha Kent se encuentra con que tienen que cambiar el neumático de su camioneta debido a un clavo que ha desinflado el que tienen colocado, y deciden pasar de ir esa tarde al pueblo cercano, Smallville, ignorando que en el camino hubieran hecho el mayor hallazgo de sus vidas. Veinticuatro años más tarde, el mundo es ligeramente distinto al que conocemos: Luthor es el alcalde de Metrópolis y Jimmy Olsen su asesor, la Mujer Maravilla es la líder de la Liga de la Justicia, el comisario Gordon está muerto pero su hija sigue ejerciendo de Batgirl... Sin embargo, y aunque por lo general parece que el mundo está bastante tranquilo (o sea, no es un mundo distópico como suelen ser muchos de estos universos alternativos), de pronto hay una extraña campaña en contra de los metahumanos, acusándoles de alienígenas que quieren invadir nuestro mundo y, de distintas maneras, siendo capaces de inculparles o forzarles a cometer crímenes varios, sin que ninguno sospeche siquiera quién es el que está detrás de toda esta manipulación.
He de admitir que hasta la fecha no he leído ningún Elseworld que me haya disgustado. Tampoco es que haya leído demasiados, pero los pocos que he leído, he tenido la suerte de que han sido todos bastante buenos, y este no es la excepción. A diferencia de otras series sobre universos paralelos, y aunque el proverbio en el que se basa esta historia da pie a ello, no se jacta especialmente en mostrarnos cómo las vidas de los personajes son completamente distintas a las originales. De hecho, los status quo de la mayoría de los personajes son muy parecidos o incluso idénticos en algunos casos al universo principal, y los pocos cambios que hay se nos muestran por sí solos y de una manera bastante inteligente, sin necesidad de narradores inútiles o escenas sin sentido: todo cae por su propio peso. Además, la historia es bastante fácil de leer y es bastante entretenida. Sin embargo, como pegas está que a partir de que los héroes empiezan a ser incriminados hasta que se revela quién es el villano, la serie se vuelve un poco repetitiva y parece dar vueltas sobre unos mismos temas sin aportar nada nuevo, además de que que hay líneas argumentales que pintan bastante poco e incluso acaban dejando algún agujero de guión gordo al final.
Respecto al arte, es muy bueno. Tanto el dibujo como el color es bastante adecuado para cada ocasión y muestra bien no sólo las diferencias físicas sino también las diferencias psicológicas de cada personaje. Además, es bastante curioso como, al ocurrir supuestamente en un período relativamente temprano de la Liga de la Justicia (como demuestra que Dick Grayson y Barbara Gordon sean aún niños), la mayoría de los personajes tienen unos trajes más parecidos a los de la Edad de Plata que a los que por ese entonces se veían en el universo DC, haciendo que los lectores más antiguos puedan sentirse nostálgicos.
Para concluir, es una historia bastante buena y que a cualquier fan de DC gustará. Tiene muchos guiños y el desarrollo de la historia es, por lo general, bastante bueno, pequeños problemas aparte. Durante los tres números (de 50 páginas cada uno, lo cual lo hace ser como unos seis números de cualquier otra serie) te mantiene en suspense intentando saber quién puede ser el villano y, por supuesto, qué ha pasado con el hombre de acero si los Kents no lo recogieron. Y, aunque es inevitable que especulemos a lo largo de toda la lectura, las respuestas de ambas preguntas, además de completamente inesperadas, son también muy satisfactorias.
Y ahora estoy pendiente de leer su continuación, JLA: Another Nail, aunque me da miedo... Ya sabéis lo que se dice de las segundas partes...

miércoles, septiembre 28, 2011

Trailer de X-Men: Destiny

Hacía tiempo que no hablaba de videojuegos por aquí. Hoy la razón por la que hablo es porque ayer fue el lanzamiento en EEUU del nuevo juego de la factoría Marvel, X-Men: Destiny, juego que llegará a nuestras tiendas este viernes 30 de septiembre. Desarrollado por Silicon Knights y publicado por Activision, este juego nos permitirá elegir entre tres nuevos personajes con los que deberán ir tomando una serie de elecciones a lo largo del juego, decidiendo si formar parte de los X-Men o de la Hermandad de Mutantes, ocurriendo distintos eventos según sus decisiones. Pero antes de continuar, veamos el trailer:
Bueno, aunque los gráficos no pueden rivalizar con los del juego que va a lanzar el mes que viene su rival, el Batman: Arkham City de DC, lo cierto es que el concepto de elección en el que tanto hincapié hacen en este juego, le da bastante buena pinta. El juego parece que llevará un estilo parecido al Action-RPG que últimamente tanto le gusta a Marvel, usado en sus sagas X-Men: Legends y Marvel Ultimate Alliance. Desgraciadamente, el juego sólo saldrá para consolas (Xbox 360, Playstation 3, Nintendo DS y Wii) así que, de momento, no podré jugarlo, pero cruzaré los dedos para que publiquen una versión para PC.

martes, septiembre 27, 2011

Cubo de Rubik, Parte VI: Posicionando las últimas esquinas

Previously, on The CubeBlog...
Parte I: Conceptos básicos

Ya queda menos para terminar el cubo. La semana pasada conseguimos colocar las cuatro aristas de la última cara, de modo que sólo nos quedan las cuatro esquinas de esta cara, a las que nos dedicaremos a posicionar y orientar en estas dos últimas entregas del curso. Así es debería estar nuestro cubo ahora mismo:
Figura 1
Al contrario que con las aristas, nuestro primer objetivo con las esquinas es colocar cada esquina en su lugar correcto. Para ello tendremos en cuenta lo siguiente: si las esquinas no están todas colocadas en su correspondiente lugar, habrán como mínimo tres fuera de su sitio. Es imposible que se queden sólo dos fuera de su lugar. Así que, en primer lugar, comprobaremos si son tres o cuatro las esquinas que están fuera de su lugar, y luego aplicaremos el correspondiente algoritmo.
El caso más sencillo sería que sólo tres aristas estuvieran fuera de su lugar, ya que sólo nos hace falta un algoritmo para resolver esta situación. En primer lugar, colocamos el cubo de forma que la única de las cuatro esquinas que esté en su lugar se encuentre en el punto UFR, y luego ejecutamos el siguiente algoritmo:
Figura 2.1
L'
Figura 2.2
U
Figura 2.3
R
Figura 2.4
U'
Figura 2.5
L
Figura 2.6
U
Figura 2.7
R'
Figura 2.8
U'
Figura 2.9
Al igual que ocurría con el último algoritmo de la última entrega, es posible que al terminar este algoritmo, las tres piezas no se hayan colocado aún en su sitio. En ese caso, simplemente tendremos que realizar por segunda vez el algoritmo, y esa segunda vez (si lo hemos realizado bien ambas veces) las cuatro piezas estarán colocadas en su correspondiente lugar.
Pero el otro posible caso es que fueran las cuatro piezas las que estuvieran descolocadas. Debido, como ya he comentado varias veces, a la estructura del cubo, lo único que puede ocurrir es que las piezas estén cruzadas, o sea, cada par de piezas esté ocupando cada una el lugar de la otra, ignorando los lugares de las otras dos piezas, que hacen lo mismo a su vez. Aún así, pueden darse dos situaciones: que las piezas estén frente con frente o en diagonal.
Si las piezas están colocadas frente con frente con su correcta posición, necesitaremos intercambiarlas en paralelo. Colocaremos el cubo de forma que los pares de caras enfrentadas entre ellas estén dos en la cara frontal y dos en la cara trasera, y aplicaremos el siguiente algoritmo:

Figura 3.1
B'
Figura 3.2
U'
Figura 3.3
R'
Figura 3.4
U
Figura 3.5
R
Figura 3.6
U'
Figura 3.7
R'
Figura 3.8
U
Figura 3.9
R
Figura 3.10
U'
Figura 3.11
R'
Figura 3.12
U
Figura 3.13
R
Figura 3.14
B
Figura 3.15
En el último de los casos, como ya he dicho, las cuatro aristas estarán descolocadas en diagonal con su lugar original. Para arreglar este caso, no hará falta orientarnos el cubo de ninguna manera especial, sólo, como hasta la fecha, teniendo la primera cara como cara inferior y la última como superior. Este es el algoritmo para resolver este caso:
Figura 4.1
B
Figura 4.2
F
Figura 4.3
U2
Figura 4.4
B'
Figura 4.5
F'
Figura 4.6
U'
Figura 4.7
R'
Figura 4.8
L'
Figura 4.9
U2
Figura 4.10
R
Figura 4.11
L
Figura 4.12
U
Figura 4.13
Y, de esta manera, ya tenemos todas las piezas del cubo cada una en su lugar, sólo nos queda orientar las cuatro esquinas de la cara superior, ¡y el cubo estará completo! Pero eso se dejará para la próxima (y última) semana.
Y les recuerdo que en el menú de la izquierda podréis encontrar una encuesta sobre qué postear en este blog los martes a partir de dentro de dos semanas, ya que el tutorial del cubo de Rubik se habrá acabado. ¡Gracias por colaborar!

lunes, septiembre 26, 2011

Historia del cómic, Capítulo V: La seducción del inocente


Previously, on The CubeBlog...

Hablábamos la semana pasada de cómo, tras la guerra, la mayoría de los cómics de superhéroes desaparecieron, mientras que otros géneros ganaron en popularidad. Los westerns y las historias de terror se hicieron con la gran mayoría del mercado durante finales de los 40's e inicios de los 50's. Sin embargo, desde 1940, una sombra se cernía sobre el futuro de los cómics, y esta sombra respondía al nombre de Fredric Wertham.
Wertham era un psiquiatra que, por algún motivo, se obsesionó con los cómics y su supuesto contenido corruptor. Desde principio de la década de los 40's empezó a publicar artículos desprestigiando su contenido (el cual, hay que reconocer, no era de óptima calidad por aquel entonces) y acusándolo de corromper a los jóvenes que los leían. Durante toda esta década, sus artículos y declaraciones contra los cómics fueron abundantes.
Pero el mayor problema ocurrió en 1954, cuando el Dr. Wertham publicaría su libro Seduction of the Innocents, con el cual arremetería contra los cómics alegando que la delincuencia juvenil eran causada por las conductas violentas y criminales que aparecían en las páginas de los cómics, además de confundir a los jóvenes por cosas como alterar las leyes de la física (Superman) o mostrar a dos personajes claramente homosexuales (Batman y Robin).
El alboroto que montó este libro fue tal que se abrió una investigación sobre estas revistas, llevando a testificar a Wertham y algunos otros "expertos" en el tema, en ambos bandos, aunque la mayoría de los defensores del cómic eran simples empresarios de las editoriales que no tenían mucha idea sobre lo que realmente estaban publicando. Sin embargo, y gracias a algún que otro entendido que declaró, los cómics no desaparecieron como pareciera que Wertham pretendía, sino que se creó el Comics Code Authority, un sello que llevarían en su portada aquellos cómics que un comité conocido como el Comic Magazine Association of America aprobaran como aptos. Aunque Wertham no quedaría contento con este resultado, el seguimiento que se hizo de los cómics con este sello hizo que sus siguientes artículos y comentarios sobre el tema fueran simplemente ignorados por la gran masa.
El Comics Code Authority aún existe en nuestros días. Sin embargo, ha perdido mucha de su autoridad, hasta el punto de que a día de hoy a la mayoría de las editoriales les da igual que su cómic sea aprobado o no por este comité. Sin embargo, en el momento de su creación causó estragos, ya que muchas editoriales que se dedicaban exclusivamente a publicar cómics de terror (los más perseguidos por el comité) tendrían que cambiar de dirección editorial o directamente quebrarían, ya que los quiosqueros no querían ningún cómic que no tuviera el sello, por evidente miedo a tener pérdidas.
Así, el que intentó hundir el cómic, sin quererlo le otorgó uno de las herramientas más útiles para su expansión, ya que, ahora pudiendo saber antes de comprar una revista que estaban comprando un cómic "políticamente correcto", los temores de la gente sobre este nuevo modo de arte fueron apaciguados, permitiendo en unos años entrar en otra de las épocas más importantes de la historia del cómic: la Edad de Plata.

domingo, septiembre 25, 2011

Encuesta: ¿Con qué sustituiré el tutorial de Rubik?

Sé que el tutorial de resolución del cubo de Rubik es una de las cosas más populares que tiene el blog, y que hay unos cuantos que están deseando que termine para de una vez poder resolver el cubo entero. Como ya dije en la última entrega del tutorial, en sólo dos posts estará completo por fin, así que el martes día 4 de octubre publicaré la última parte. Como los que sigáis habitualmente el blog podréis haberos percatado, los lunes y martes los tengo programados para dedicarme a la serie de la "historia del cómic" y el tutorial de rubik, pero a partir de dicho día, los martes quedarán libres, así que quería preguntarles sobre qué es lo que querrían que hiciera. Para ello he hecho una pequeña encuesta que podréis encontrar en el menú de la izquierda, con las siguientes opciones:
  • Tutorial de programación en Java: Un pequeño cursillo para enseñar a programar, para aquellos que tengan ganas de comenzar en el mundillo de la programación. Sería en lenguaje Java, el que mejor conozco de momento, y paso por paso con pequeños ejercicios para ir trabajando.
  • Tutorial de HTML: El lenguaje de marcado con el que se crean las páginas webs. Sobre todo nos centraríamos en la versión más nueva, el HTML5, y seguramente habláramos también de CSS, un lenguaje complementario al HTML.
  • Tutorial de "La Venganza de Rubik": Continuando el primer tutorial, y aunque no me haga demasiada ilusión, podría también enseñar a resolver el cubo de 4x4x4, conocido también como la Venganza de Rubik (Rubik's Revenge).
  • Historia de los videojuegos: Otra serie de artículos que tampoco me hace especial ilusión, sobre todo porque significaría estar documentándome tanto para el artículo del lunes como el del martes. Pero bueno, todo sea por mis lectores, si quieren que lo haga, lo haré.
  • Otro: Si alguno, por una de esas casualidades, se le ocurre alguna otra cosa que quieran que enseñe, que lo ponga en los comentarios. Aunque si a mí no se me ocurre qué les puedo enseñar yo... creo que a ustedes menos.
  • Posts normales: Si quieren que me deje de tanta tontería y los martes escriba posts como cualquier otro día... pues esta es la opción.
Pues bueno, esa es la idea. La encuesta estará abierta hasta el sábado 8 de octubre, para tener tiempo el domingo, lunes y martes a prepararme el primer artículo de la siguiente tanda. Así que, vamos, ¡a animarse a votar!

sábado, septiembre 24, 2011

(Reseña) Star Wars: Sombras del Imperio

Como ya he comentado en algún post anterior, desde el estreno de La Guerra de las Galaxias en 1977 han sido muchas las publicaciones que han mostrado historias originales establecidas en el mismo universo, lo cual se ha conocido como el "universo expandido". Una de las más populares es la llamada "Sombras del Imperio" (Shadows of the Empire en inglés), un proyecto creado en 1996 por Lucasfilm Ltd. que pretendía comprobar el potencial de merchandising que podía tener una nueva película de la saga, al publicar todo el dicho merchandising pero sin realmente llegar a hacer una película. De esa manera se publicó una novela, una miniserie de cómics, un videojuego, un disco de música (supuestamente siendo la banda sonora), una línea de juguetes y un juego de cartas intercambiables. El éxito de este evento llevaría a que poco después se estrenara la edición especial de la trilogía original, siendo sucedidad por la nueva trilogía.
Poco tengo que hablar sobre los juguetes, el disco o el juego de cartas, ya que no he visto ninguno, pero lo que sí he hecho ha sido leerme la novela, los cómics y jugar al juego, y eso es lo que pretendo reseñar aquí. La historia de este proyecto se sitúa entre los episodios V y VI (El Imperio Contraataca y El Retorno del Jedi). Luke y compañía intentan encontrar a Boba Fett antes de que entregue al congelado Han Solo a Jabba el Hutt, pero de camino se ven envueltos en los planes del Sol Negro, una de las organizaciones más poderosas de la galaxia entre cuyas actividades se encuentran algunas de dudosa legalidad, y que está liderada por el príncipe Xizor, un falleen que intenta destronar a Darth Vader como segundo al mando del imperio al ganarse el favor del Emperador.
Cada uno de los tres medios antes mencionados cuenta la historia desde un punto de vista distinto. En primer lugar, tenemos la novela, que es lo que más se asemeja a las películas, siguiendo las aventuras de Luke y compañía, además de ver los conflictos entre Vader y Xizor. El cómic también cuenta casi esta misma historia, aunque la resumen mucho al tiempo que incluyen dos nuevas tramas: en una de ellas, se descubre que otros cazarrecompensas intentando quitarle su trofeo es lo que retrasa a Boba Fett de entregar a Solo, mientras que en la otra, un espía de Vader, un tal Jix, se cuela en el palacio de Jabba y empieza a descubrir las manipulaciones de Xizor. El juego es el que más se diferencia de los otros dos, ya que sigue de cerca las aventuras de Dash Rendar, un contrabandista amigo de Lando a quien los protagonistas contratan para que les ayude durante todo el evento, a lo largo de toda la historia, además descubriendo al final del juego que su destino es bastante distinto al que nos cuentan en los otros dos medios.
La verdad, de las cosas que he leído sobre el universo expandido, probablemente esta sea de la peor. La novela (escrita por Steve Perry) ofrece algunas visiones y situaciones interesantes, pero está bastante mal llevada por lo general, además de rescatar determinados chistes de las películas que más hubiera valido se hubieran olvidado (no porque fueran malos, sino porque son de esos comentarios que valen para un momento y punto, como el comentario sobre los wookies arrancando los brazos de quienes les ganen en algún juego). Además, los personajes llegan a tener determinados momentos de out of character y, por alguna razón que desconozco, Xizor y Rendar son enzalzados sobremanera a lo largo de esta novela. Lo de Xizor podría entenderlo, siendo el villano principal de la novela y necesitar que le temamos (aunque aún así, el autor se pasa), ¿pero por qué tanta cosa con Rendar?
Por su lado, el cómic me parece que no se termina de entender si no has leído previamente la novela (yo la había leído así que lo entendí sin problema, pero me dio esa impresión), y lo único realmente interesante son las tramas nuevas, ya que todo lo demás parece un resumen muy apresurado de lo que ocurre en la novela. Aunque tengo que reconocer que, siendo Boba Fett uno de mis personajes favoritos de la saga (aunque desgraciadamente lo hayan estropeado en la nueva trilogía), me emocionó bastante este cómic. Eso sí, había visto que se le daba mucho bombo y platillo en esta saga a IG-88, un androide asesino cazarrecompensas que aparecía brevemente en el episodio V a bordo del Ejecutor, junto a los demás cazarrecompensas, y su corta actuación me decepcionó.
Finalmente, el juego, la verdad, no es gran cosa. Es una suerte de shooter en el que puedes alternar entre la primera y tercera persona, con algunos niveles en los que puedes manejar alguna nave. Los controles son muy sensibles y considerando los escenarios tan limitados que se tienen muchas veces cuesta realmente no caerse por un precipicio al tiempo que estás disparando, aparte de que algunos escenarios, por su mala programación, son "resbaladizos", ya que el personaje al pararse sobre un punto empieza a moverse hasta quedarse en uno de los puntos "estáticos" que pueda tener el juego mejor programados... lo cual a veces significa caerse por otro precipicio. Los gráficos, incluso para la época en que se hicieron, son bastante malos y, para colmo de males, la historia se contradice con los otros medios, teniendo que tomar en serio sólo aquellas partes del juego que no aparezcan en la novela ni en el cómic. Sin embargo, he de reconocer que me divertí con el juego, a pesar de la frustración por los problemas antes mencionados.
Resumiendo, este evento puede que a Lucasfilm les diera amplios beneficios, como hará cualquier cosa que saquen de esta franquicia, pero no es realmente algo tan genial como intentaron vendernos. Quien sea fanático de la saga, sí, pueden echarle un vistazo, aunque recomiendo buscar sobre los periodos de la Antigua República, o incluso los de la Nueva República, antes que leerse este evento que realmente no llega a aportar nada.

viernes, septiembre 23, 2011

Ultimate Comics Reborn: Primera ronda

Después de los eventos de la muerte del Ultimate Spiderman, a lo cual siguió la miniserie Ultimate Fallout, Marvel ha reiniciado la numeración de sus series Ultimate, y este miércoles ha salido el cuarto de los cuatro números 1 que forman este reinicio. Aquí paso a analizar cada una de las cuatro series:
Ultimate Comics The Ultimates: Los chicos de Nick Furia vuelven a la carga en una nueva serie, esta vez, como vimos en los últimos números de Ultimate Fallout, con menos presupuesto gubernamental y sin el Capitán América en sus filas. Este cómic parece que se centrará bastante más en ver cómo maneja Nick las crisis, teniendo que vérselas con cuatro conflictos a la vez, uno de ellos que será expandido en la serie de Ojo de Halcón. Además, tenemos el retorno de Reed Richards con el nuevo equipo que le vimos formar en la miniserie antes mencionada. Hubiera sido un cómic interesante si no fuera porque nos cuentan demasiadas tramas a la vez y muy rápido, además de que algunas (como la pelea de Excalibur con los dioses asgardianos) sobra. Cortesía, por cierto, de David Hickman, Esad Ribic y Dean White.
Ultimate Comics Hawkeye: Como decía, uno de los cuatro conflictos con los que el general Furia se encuentra en la serie antes mencionada, se expande en esta serie. Ojo de Halcón es enviado al sureste asiático donde unos científicos, sabiendo ahora que los mutantes no nacieron así sino que fueron creados, fabrican un virus que eliminará todos los superpoderes del mundo, salvo por los que ellos apliquen a sus soldados. Buen concepto, buena idea, pero mal llevado, y encima dándole el papel protagonista a Ojo de Halcón, un personaje que, si bien me gusta bastante, me parece que siempre debería quedar como secundario. Esto intentan arreglarlo en el segundo número (que también salió este miércoles) donde se inventan unos superpoderes para el personaje (contradiciendo la etapa de Millar en The Ultimates) además de ya hacer entrar a los X-Men en acción al final del episodio. Habrá que esperar a los dos últimos números de esta miniserie. El culpable vuelve a ser Hickman, esta vez acompañado de Rafa Sandoval, Jordi Tarragona yBrad Anderson.
Ultimate Comics Spider-Man: Probablemente uno de los más esperados por contarnos por fin cómo Miles Morales, un chico de raza negra, se convierte en el nuevo trepamuros. Por desgracia, Bendis intenta vendernos otra vez la misma moto que nos vendió con The Ultimate Spider-Man Nº. 1 por allá por el año 2000 y no cuadra. Osborn de repente ha salido de rositas tras haber sido el culpable de la muerte de Peter Parker y, tras volver a contar la historia de Aracne a un científico a quien no podría importarle menos dicha historia, vuelve a dejar libre una araña que acaba picando a un pobre adolescente, que empieza a desarrollar poderes. Y, para colmo de males, se pegará mínimo unos cinco números para contar el origen completo, como ya hizo con Parker en su día. A este despropósito ayudan a Brian Michael Bendis Sara Pichelli y Justin Ponsor.
Ultimate Comics X-Men: Y, por último, esta semana ha salido este cuarto cómic, en el que los mutantes vuelven a la carga. Probablemente lo más interesante de este cómic es que por fin hay consecuencias con los eventos de Ultimate Origins y Ultimatum. Aunque ya se nos dio alguna pista en Ultimate Fallout, es en esta serie donde parece que se explorarán las consecuencias de descubrir que los mutantes fueron creados por el gobierno, o donde reaparecen personajes como Tormenta o Coloso, desaparecidos tras el evento apocalíptico antes mencionado. Además, como buena serie de mutantes, tenemos varios bandos que podrán ser interesantes: por un lado, los nuevos X-Men reunidos por "Karen Grant", el nuevo alias de Jean Grey; la nueva Hermandad montada por Mercurio; y finalmente, los "nuevos Morlocks", los tres amigos de Spiderman, que se convertirán, según comenta Kitty en este número, en "los terroristas más temidos y odiados de la historia de los Estados Unidos". Me parece sin duda la más interesante de las cuatro series. A ver cómo continúa el trabajo de Nick Spencer, Paco Medina, Juan Vlasco y Marte Gracia.
Parece que el universo Ultimate intenta volver a despegar pero no termina de lograrlo. Espero que al menos la trama de los Ultimates se vuelva interesante, porque al menos en las de Ojo de Halcón y Spiderman no confío mucho. Sobre todo en la del arquero, ya que la del trepamuros puede que mejore una vez Bendis termine de contar el origen, pero en la otra sólo quedan dos números y poco donde exprimir.