sábado, septiembre 03, 2011

Cómics históricos: Marvel Comics Nº 1

Tal vez para DC, encontrar la fórmula que los llevaría al éxito les llevara par de años, ya que desde el 35 hasta el 38, cuando salió el Action Comics Nº1 (primera aparición de Superman y de un superhéroe en general) todos sus cómics se basaban en detectives y vaqueros. Sin embargo, su empresa rival, Marvel, por este tiempo conocida como Timely Comics, tuvo claro desde su primera publicación, en octubre de 1939, a qué se dedicarían.
Muchos pensaréis que Marvel lo tuvo fácil, que ya DC había descubierto lo populares que eran los superhéroes y Marvel sólo tuvo que copiar la idea. Y, ¿qué queréis que os diga? No os falta razón. Pero lo que apareció en este primer cómic, llevando el nombre que más tarde se convertiría en el de la propia editorial (aunque a partir de su segundo número la colección se titularía Marvel Mystery Comics), no fueron superhéroes ordinarios. No era Superman, el extraterrestre con forma humana que luchaba contra las injusticias. Tampoco era Batman, el hombre que se había jurado limpiar las calles de criminales. Los personajes que aparecieron en el Marvel Comics Nº 1 (y que merecen ser mencionados en este artículo) eran la Antorcha Humana, un experimento fallido de quién todo el mundo quería sacar tajada (nada que ver con Johnny Storm, quien treinta años más tarde heredaría su nombre y sus poderes) y Namor, un hombre-pez dispuesto a acabar con la humanidad si era necesario para salvar el medio en que vivía. Ambos eran anti-héroes.
Si revisamos la historia de Marvel, vemos como la mayoría de sus personajes han sido anti-héroes: Spiderman, Hulk, el Castigador, Blade, Lobezno, los X-Men al completo... Frente a los simbólicos e incorruptibles héroes de DC, Marvel siempre ha contado la historia de héroes más humanos y conflictivos, algo que en DC no empezó a mostrarse hasta muchos años después, cuando empezara a mostrarse la faceta anti-héroe de Batman, y luego se introdujeran muchos otros personajes así e incluso se profundizaría en aquellos ya creados. Pero Marvel lo vio desde el comienzo.
Como les comento, las dos historias más interesantes de este cómic son las de la Antorcha Humana y la de Namor, el Hombre-Submarino. En la primera, un científico intenta crear a un hombre artificial pero, por alguna razón, cada vez que se encuentra en contacto con el oxígeno, el hombre arde en llamas sin consumirse, por lo cual intenta enterrarlo hastas encontrar una forma de arreglar su fallo, hasta que la Antorcha se libera y es capturado por un mafioso que lo usa para sus negocio de chantajes. La segunda nos muestra como el rey de los reinos submarinos comanda a Namor, hijo de un humano y una submarina, ir a tierra firme y acabar con aquellos que están contaminando el mar.
Ambos personajes han tenido repercusiones en los cómics más modernos de la editorial. Cualquiera que conozca un poco del universo Marvel reconocerá a Namor, el a veces aliado a veces enemigo de los 4 Fantásticos. Sin embargo, la Antorcha Humana original, también conocido como Jim Hammond, es un poco menos conocido, a pesar de haberse codeado también con los distintos personajes actuales de la editorial, además de que la Visión, miembro de los Vengadores y ex-marido de la Bruja Escarlata, fue creada con piezas de una versión alternativa de este personaje.
No sobra mencionar que en este cómic también aparecieron otros dos personajes cuyos nombres serían utilizados posteriormente por otros personajes de la editorial. Uno de ellos era el Ángel, el cual, lejos de ser un mutante, era simplemente un vigilante más al estilo de Batman. Y el otro era Ka-Zar, aunque David Rand, a diferencia del más actual Kevin Plunder, no cayó en la Tierra Salvaje ni se topaba diariamente con dinosaurios y mutantes, sino que, al vivir en el Congo, se parece bastante más a Tarzán.
Así que así terminamos el repaso al primer número de la historia de Marvel, muchos años antes de que los héroes de Stan Lee decoraran las estanterías de los kioskos y de que la empresa se llamara propiamente "Marvel Comics".

No hay comentarios: