martes, septiembre 13, 2011

Cubo de Rubik, Parte IV: La línea intermedia

Previously, on The CubeBlog...

En la última entrega de este tutorial terminamos la primera cara del cubo, de forma que éste debería haber quedado de esta manera:
Figura 1
Esta vez nuestro objetivo será colocar las cuatro aristas que formarían la "línea intermedia", el "ecuador" de nuestro cubo. Para mayor comodidad del lector, sería una buena idea que le diera la vuelta verticalmente al cubo y empecemos a trabajar con él de esta manera a partir de ahora:
Figura 2
Aunque hay posibilidades de que alguna de las aristas ya esté colocada en su sitio, lo más probable es que más de una estén mal colocadas u orientadas. Como siempre, lo primero que debemos hacer es elegir cual es la primera pieza que queremos colocar. Las piezas que queremos colocar pueden estar en ocho posibles puntos en este momento: las cuatro aristas de la cara superior y las cuatro aristas de la línea intermedia (o sea, los lugares que queremos colocar correctamente). En primer lugar, vamos a tomar en consideración la posibilidad de que se encuentre en la cara superior, lo cual nos puede llevar a dos casos distintos. El primero de ellos es éste:
Figura 2.1
U'
Figura 2.2
F'
Figura 2.3
U
Figura 2.4
F
Figura 2.5
U
Figura 2.6
R
Figura 2.7
U'
Figura 2.8
R'
Figura 2.9
Esta es una de las dos posibilidades con las que el lector puede encontrarse al tener una de las aristas en la capa superior. El paso de la figura 2.1 a la 2.2 realmente se puede hacer desde cualquiera de las tres aristas, girando las veces que haga falta la cara U para poner la arista en el punto UB, como hemos hecho, o ignorando ese paso en caso de que la arista ya esté en ese lugar.
También puede ocurrir que la arista esté en la capa superior, pero su orientación sea la contraria, en cuyo caso, el algoritmo sería más o menos el inverso:
Figura 3.1
U2
Figura 3.2
R
Figura 3.3
U'
Figura 3.4
R'
Figura 3.5
U'
Figura 3.6
F'
Figura 3.7
U
Figura 3.8
F
Figura 2.9
Al igual que en el anterior algoritmo, de la figura 3.1 a la figura 3.2 se pasa moviendo la cara U tantas veces como haga falta, ya que no siempre tiene porque estar la arista en el punto UR.
Finalmente hay una última posibilidad: que la arista se encuentre en la línea intermedia, si bien en un sitio que no es el suyo, si bien en su sitio pero en una orientación incorrecta. Por lo general, recomiendo hacer como en este post y empezar por las de la cara superior, ya que puede que al colocar alguna de las aristas matemos dos pájaros de un tiro al sacar las aristas de la línea intermedia, pero habrá casos en los que no nos quedará ninguna arista en la cara superior y las de la línea intermedia estarán descolocadas, así que habrá que llevarlas a la cara superior. Realmente, se puede usar cualquiera de los dos algoritmos anteriores para sacarla, pero aquí muestro un ejemplo para que les sea más fácil:
Figura 4.1
R
Figura 4.2
U'
Figura 4.3
R'
Figura 4.4
U'
Figura 4.5
F'
Figura 4.6
U
Figura 4.7
F
Figura 4.8
Como podeis comprobar, a partir de la figura 4.8 podemos empezar a usar el segundo algoritmo, de modo que, con estos tres algoritmos, podremos, sin dificultad, completar la línea intermedia de nuestro cubo, que en estos momentos ya empieza a parecer medio resuelto.
Este es el aspecto que el cubo debería tener una vez aplicados estos algoritmos las bastantes veces, colocando las cuatro aristas cada una en su lugar. Y, de esta manera, el próximo martes empezaremos ya  con la última cara del cubo, la cual tiene los algoritmos más complejos ya que hay que evitar estropear todo lo que hemos logrado hasta el momento.

No hay comentarios: