miércoles, septiembre 14, 2011

¡Feliz no-cumpleaños!

"¿Qué clase de fumada es este post?" os preguntaréis al ver el título. Antes que nada, aclarar que no tiene nada que ver con la obra Alicia en el País de las Maravillas de Lewis Carroll, aunque el nombre pudiera sugerirlo ya que es una frase sacada de dicha obra, pero es una simple referencia sin más pretensiones. La verdad es que este post es para llevar a cabo una "celebración" un tanto extraña: hoy se cumplen cinco años desde que se abrió por primera vez The CubeBlog.
Y algunos os preguntaréis: ¿cinco años? ¿si esto no lleva ni tres meses? Aquellos que me conozcan de hace tiempo o que hayan leído el blog desde el primer post, sabrán que ésta es la nueva versión del blog, pero que anteriormente existió otro (cuyo contenido podéis encontrar en The Old CubeBlog, enlace que desde siempre ha estado a la izquierda), el cual, como les digo, monté hace hoy exactamente cinco años y, aunque esta será la última vez que "celebre" esta fecha (el nuevo cumpleaños del blog es el 10 de julio), me pareció una buena idea aprovechar este día para un post "autobiográfico", en el que cuente mis visiones con respecto al blog.
Desde que yo era sólo un pobre adolescente que se estaba iniciando en los mundos internáuticos supe que Internet era el futuro y que pronto sería necesario que todos tuviéramos nuestro hueco en la red, y que aquellos más avispados (o con más suerte), podrían aprovecharla para conseguir fama. Y, como el tiempo ha demostrado, no me equivoqué, viendo la cantidad de gente que se ha hecho famosa gracias a blogs, redes sociales o páginas de vídeos. Por eso, siempre quise tener mi pequeño huequecito en la red aunque nunca tuve claro cómo lo quería. Empecé aprendiendo HTML para hacerme una página personal, aunque, por tener demasiadas ideas y no saberme centrar en algo en particular, acabé por abandonar la idea en pos de siguientes posibilidades que me ofreció la red.
El primer hueco real que tuve en internet fue uno de los ahora desaparecidos Spaces de MSN, el cual titulé Las Mazmorras del Raciocinio de M³ (como véis, ya por esta época, me refería a mí mismo con este pseudónimo, el cual hasta entre mis amigos y conocidos hay gente que me llama así) y en el cual, a pesar de poseer varias opciones (como red social que era), la que más aproveché fue la del blog. Desgraciadamente, todos esos posts con sus respectivos comentarios (más de los que me hubiera esperado, todavía a día de hoy me sorprende que tanta gente me comentara en su día) desaparecieron ya que no me enteré a tiempo de que la época en que los Spaces podían ser exportados a Wordpress antes de su eliminación. No es que se perdiera nada importante, pero todo aquello tenía algún tipo de valor sentimental por lo que me ha dado pena descubrir que no podría recuperarlo.
Debido a mi falta de constancia a la hora de escribir y, una vez más, a una falta de orden a la hora de decidir por qué camino quería dirigir el blog, me acabé cansando de él y decidiendo buscarme otro espacio distinto en la red. Así, en primer lugar, me abrí un MySpace, también queriendo aprovechar la opción del blog, aunque nunca llegué a publicar más que una publicidad hacia este blog con el tiempo. Finalmente descubrí Blogger y un día de septiembre de 2006 me animé y monté The CubeBlog. Como hasta entonces, no tenía claro qué dirección quería tomar, mi idea era una especie de diario donde contaría lo que me viniera en gana en cada momento, tanto de anécdotas, noticias, opiniones o incluso desahogos sentimentales en unos momentos en que no me sentía especialmente animado. La constancia en ese blog, aunque no era regular, fue bastante buena. Durante bastante tiempo solía tener una buena frecuencia de posts, pero la falta de visitas y comentarios, provocadas sobre todo por mi desconocimiento hasta entonces de la blogosfera, sin promocionar el blog de ninguna manera ni dar casi opciones a los lectores, además de saturarlo de chorradas en el menú, provocó que poco a poco fuera desapareciendo mi ánimo por escribir, siendo cada vez más distanciados los posts uno entre otro, hasta que al final el blog cayó casi en el olvido.
Sin embargo, y tras unas cuantas ideas recorriéndome mi cabeza a lo largo de este último año, decidí darle un lavado de cara al blog y hacer de él algo más amigable para los usuarios, también dedicándome a promocionarlo mejor e intentando crear artículos que puedan ser interesantes. Aunque en un comienzo empecé a escribir diariamente sólo por la emoción de haberlo reabierto, lo cierto es que pocos días más tarde se convirtió en un reto personal el conseguir escribir un post diario aunque sea durante un mes, y, tras ver la reacción de la gente, ese reto se convirtió en motivación, ya que agrada ver que la gente te lee y que les interesa lo que escribes. Ver cómo las visitas del blog suben, la gente se va haciendo fan en las páginas de Tuenti y Facebook, o me siguen en Twitter y retwittean mis posts, también están los que comentan mis publicaciones, tanto en el blog como en las redes sociales, e incluso que al salir por ahí y encontrarme con colegas me hablen de que han leído en mi blog una u otra cosa, son cosas que motivan a seguir escribiendo. Así que aprovecho desde aquí para darles las gracias a todos los que me leen, tanto los lectores constantes como los ocasionales, espero que mis posts sigan agradándoles, yo seguiré escribiendo todos con la misma ilusión y el mismo esmero que hasta ahora. Incluso aunque hoy me hayan empezado las clases, encontraré un hueco para vuestro post diario, de alguna manera u otra.

2 comentarios:

Naota Nandaba Kasugano dijo...

Entiendo ese sentimiento, tus inicios me recuerdan a los míos, de hecho, yo me hice un blog porque mientras visitaba el tuyo, allá por el 2006,arriba, en lo más alto de la página, blogger me preguntaba: ¿quieres hacer tu propio blog?

Y así empezó el mío, por lo que en cierto sentido The CubeBlog es el principal causante de la existencia de mi blog, con el cual sigo desde entonces.

-"The CubeBlog; MENS FRIKI IN CORPORE FRIKI es tu hijo..."

Roberto Mendoza Marrero dijo...

¡Gracias, Naota! Espera, espera... ¿Que mi blog es padre? Pero, ¿qué...? Mira que le tengo dicho que use protección... xD