domingo, septiembre 04, 2011

Google Earth

En el año 2004, la famosa compañía de internet Google adquirió la licencia de Earthviewer, un programa desarrollado por Keyhole, Inc. que mostraba, mediante fotografías superpuestas aéreas y de satélite, casi la totalidad del globo terráqueo. Un año más tarde lanzaron su versión del programa, Google Earth, el cual ha ido ganando en popularidad desde entonces, sobre todo con sus añadidos Google Maps (el cual, a través de un navegador de internet, accede a la base de datos de Google Earth para mostrar cualquier localización del planeta) y Google Street View (disponible tanto en Google Earth como en Google Maps, se compone de una serie de fotografías sacadas a nivel del suelo que permite al usuario ver las calles de cualquier lugar donde se haya implementado esta opción).
Ya hace bastantes años desde que Google Earth nos dejara con la boca abierta a todos, y cada dos por tres lanzan una nueva herramienta que nos impacta aún más. Recientemente me he instalado la versión más reciente del programa, la número 6, y me he encontrado, como siempre, con nuevas opciones. Además de que, con el paso de los años, han ido añadiendo la posibilidad de observar las constelaciones que hay en el cielo en cualquier época del año, poder revisar parcialmente las superficies de la Luna y Marte (con un sistema similar al que usamos para ver toda la Tierra) o incluso un simulador de vuelo, la posibilidad que se le da a los usuarios de ir creando modelos 3D de edificios y otras cosas reseñables y la posibilidad de tener una visión a ras del suelo enriquecen la experiencia del usuario, que puede llegar a hacer "turismo" por cualquier ciudad, sobre todo aquellas en la que bastantes usuarios han trabajado ya. Al menos yo me he quedado alucinando con más de una ciudad.
Por supuesto, una herramienta tan potente como ésta ha creado también mucha controversia. El permitir a cualquier persona el conocer las calles y recovecos de cualquier lugar del mundo da bastante miedo y que, de hecho, ha provocado que varios gobiernos pidan a Google que censuren ciertas partes. Pero lo cierto es que Google no muestra nada que no sea público y que, de un modo u otro, todo el mundo pueda llegar a conocer.
Personalmente y como fan de los viajes y de conocer lugares esta herramienta me gusta, no sólo para apaciguar el mono de viajar cuando me paso una larga temporada sin ir a ningún lado, sino también para planificar cualquier viaje a un lugar completamente nuevo que se haga. Espero impaciente ver cómo más modelos 3D se van añadiendo y ver qué nuevas cosas se les va ocurriendo añadir a los chicos de Google.

2 comentarios:

Churro dijo...

que guay justo ahora veia un video sobre realidad simulada para ayudar a los pilotos de aviones y conductores de autobus... os dejo el video
Un paseo por la realidad simulada

Roberto Mendoza Marrero dijo...

Mola, para aprender a conducir cualquier vehículo, todo eso puede ser una ventaja brutal.
Y los coches de autoescuela no molestarían tanto por la calle xD