domingo, septiembre 11, 2011

(Reseña de cómic) The Big Lie Nº 1

Este domingo, día 11 de septiembre, se cumplen diez años desde el atentado que derribó las Torres Gemelas y conmocionó al mundo, el día desde el cual las paranoias y conspiranoias de todo el mundo se han disparado y tras el cual el mundo se ha visto sumido en un constante miedo de que en cualquier momento puede volver a pasar algo parecido.
Muchas son las teorías y conspiranoias que han surgido alrededor de este atentado, ya que la mayoría de los datos que se han revelado no concuerdan con las pruebas que se han ido encontrando. De esta forma, y para "celebrar" (por decirlo de alguna manera) el décimo aniversario desde esta catástrofe, los autores Rick Veitch y Gary Erskine nos traen The Big Lie, un OneShot publicado por Image Comics en el que una científica del LHC cuyo marido murió en el atentado usa la máquina en la que trabaja para viajar 10 años hacia el pasado e intentar salvar a los que murieron aquel día. Por desgracia, sus cálculos salen mal y llega con sólo una hora de margen para lograr su objetivo, y esa hora se malgasta en un debate con los demás miembros de la compañía de su marido que no terminan de tragarse su historia, sobre todo por las inconsistencias de la versión oficial.
La parte ficticia del cómic no es gran cosa, lo interesante es el debate entre los incrédulos oficinistas y la pobre científica que se deja la piel intentando que crean en lo que dicen y evacúen el lugar. La conspiranoia se huele en el ambiente y, aunque no dicho directamente, se deja mostrar alguna sospecha de que el gobierno americano tuviera algo (o mucho) que ver en el evento.
La verdad, me sorprendió mucho ver un cómic de estas características publicado, sobre todo en EE.UU., donde la mayoría de la gente cree realmente en las versiones oficiales, además de que los organismos de censura de material como este son bastante estrictos. Sólo la portada, con el Tío Sam ondeando la bandera estadounidense sobre unas Torres Gemelas ardiendo, y encima el título The Big Lie ("La gran mentira", para los no muy puestos en inglés), es de por sí, impactante.
Sin embargo, el cómic, como cómic, no es bueno. Es más, aburre, sobre todo en las primeras páginas en las que, de forma inútil, vemos cómo la dirección de la empresa se pasa par de páginas hablando sobre sus negocios sin que realmente tenga especial interés con la historia, además de que el dibujo no es tampoco una maravilla... ¡Hasta me costó reconocer a Aznar en una imagen en la que aparece junto a Bush y Blair (quien tampoco es que se parezca mucho a su contraparte real)!
Resumiendo, este cómic es una curiosidad muy grande y, a mi parecer en una postura bastante acertada, no apunta hacia nadie como culpable sino que simplemente da datos, tanto oficiales como los descubiertos a posteriori, alguno de los cuales, por cierto, desconocía. Pero no esperéis ver una historia apasionante, llena de acción y entretenida, porque no la hay. Es un "cómic-documental", sólo eso.

3 comentarios:

Naota Nandaba Kasugano dijo...

Desde que me fumé los documentales de zeitgeist y V de vendeta(la peli) me cuesta mucho creerme todo lo que sale en los telediarios, puede que sea verdad, o no... Estoy por solo creerme lo que veo con mis propios ojos.

Habrá que leerse es cómic, me encanta la conspiranoia.

Roberto Mendoza Marrero dijo...

Lo mejor siempre es buscar mientras más documentación mejor, no quedarse con una única fuente o la versión oficial, y al final la verdad estará sacando partes de cada versión.
El cómic, como digo en el post, está muy curioso, pero dista mucho de ser una obra de arte.

Roberto Mendoza Marrero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.