miércoles, septiembre 21, 2011

(Reseña de cómics) Mystery Men

Como ya he comentado en varios artículos relacionados con la historia de los cómics, los primeros superhéroes datan de finales de los años 30s. Sin embargo, muchas de las historias de Marvel y DC cuentan cómo incluso antes de dichas fechas, existieron superhéroes. Este 2011 Marvel nos ha traído Mystery Men de las manos de David Liss y Patrick Zircher, una miniserie de cinco números en la que cinco personas con distintos orígenes y motivaciones se unen para hacer frente a una amenaza común.
De este modo, Liss nos presenta a una serie de personajes completamente originales: The Operative, un ladrón de guante blanco cuya novia es asesinada y de lo cual intentan inculparle; The Revenant, un aprendiz de mago negro al que trataron de detener injustamente y que desde entonces usa sus trucos para enfrentarse a la injusticia; Aviatrix, la hermana de la chica asesinada con una cierta obsesión con el vuelo; The Surgeon, un médico a quien intentaron quemar vivo por cumplir con su deber y se ha convertido en un vigilante sádico; y el profesor Lewis Green, quien gracias a un amuleto se ha convertido en la reencarnación del legendario héroe Aquiles. Estos cinco personajes encuentran un enemigo en el General, el pedófilo padre de The Operative que ha hecho un pacto con la diablesa Nox para conseguir un gran poder a través del amuleto de Aquiles.
La historia entera se sitúa en 1932, mucho antes de que cualquier superhéroe de Marvel (cuyas andanzas empiezan en 1939) hiciera aparición. La ambientación y el contexto histórico está bastante bien logrado, aunque creo que en algún momento hacen alguna referencia a cultura popular más moderna, pero no me hagáis caso, no pondría la mano en el fuego por ello. Pero por aquí ya gana puntos.
La historia es bastante interesante, aunque no guarda demasiadas sorpresas. Una vez hemos descubierto que el General es el padre de The Operative, el resto de los cómics es ver cómo nuevos personajes se unen a los Mystery Men y una vez tras otra van intentando detener los planes de su villano. Y algunas cosas sobran, como la inclusión del triángulo amoroso The Operative-Aviatrix-The Revenant, que se va insinuando levemente hasta ponerse a completo manifiesto al final del cuarto número, para luego tener poca o nula repercusión en el último número. Pero por lo general, la historia lleva buen ritmo y es entretenida de leer. Además, todos los personajes están bastante bien definidos y sus motivos y objetivos están bastante claros, haciendo que sus alianzas sean todas bastante coherentes.
Como curiosidad, y para demostrar que la miniserie forma parte del universo Marvel, tenemos a dos personajes de la continuidad que ya conocemos: la ya mencionada Nox, una diablesa mitológica con la que alguna vez se ha enfrentado el Doctor Extraño, y el Barón Heimlich Zemo, el padre del actual barón, antes de sus enfrentamientos con el Capitán América o de que su máscara se le quedara pegada.
El trabajo de Zircher también es bastante bueno, dando a todos los personajes un aspecto bastante característico que los diferencia de forma bastante clara de los demás. Además, combina un estilo de dibujo "retro" con unas perspectivas más modernas, ayudando a meternos en el ambiente de la época pero con una espectacularidad más propia de cómics actuales.
En conclusión, salvo por algún punto flojo, esta es una buena miniserie, curiosa y entretenida de leer. Probablemente no tenga ninguna repercusión en el universo Marvel más moderno, o tal vez sí, no lo sabemos, aunque sí que es posible (por distintos detalles mostrados al final del último número) que tenga una continuación. Supongo que todo dependerá de las ventas que les haya dado y de lo que reclamen los lectores. Si aparece, personalmente, me la leeré gustosamente.

No hay comentarios: