miércoles, septiembre 07, 2011

(Reseña de cómic) Suicide Girls

Desde 2001, la página SuicideGirls.com se ha especializado en imágenes eróticas de modelos de estilo sobre todo gótico y punk, aunque la página también funciona en parte como una red social de pago, ya que cualquier persona puede, aportando la correspondiente cantidad, hacerse un perfil y subir sus fotos, videos, llevar un blog, etc. La página ha ganado mucha popularidad no sólo por su particular estilo, sino también por la cantidad de merchandising derivado que ha sacado, entre lo que hay revistas, libros, películas... En 2008, las Suicide Girls dieron su primer salto al mundo del cómic en el primer anual de la serie Hack/Slash de Image Comics, y este año 2011 han protagonizado su primer cómic propio en una mini-serie de 4 números lanzada por IDW Publishing llamada simplemente Suicide Girls.
La serie muestra un futuro distópico en el que una organización con fundamentos cristianos llamada Way*Of*Life controla el mundo y decide lo que está correcto y lo que no. Frank, una chica que ha sido encerrada por dicha organización mientras buscaba a una amiga que había desaparecido misteriosamente tras investigarles, intenta escapar de su celda, siendo ayudada en el camino por un grupo de chicas que se autodenominan las Suicide Girls y que también van en contra de la organización en cuestión, ofreciendo a la chica a unirse a ellas.
El argumento no es especialmente original, sin embargo, el trabajo de Steve Niles, Missy Suicide y Brea Grant hacen que la historia sea bastante entretenida. Como es de esperar de una obra de esta índole, los guionistas no se cortan ni muestran ningún tipo de pudor al contar su historia, llena de rebeldía y erotismo, aunque, sorprendentemente, sin llegar en ningún momento al porno sin sentido. Es cierto que algunos de los desnudos de las chicas podrían haberse evitado, pero no sólo es lo normal para una serie así sino que además tampoco son forzados en ningún momento. Por este lado, el trabajo está bastante bien hecho.
Sin embargo, lo que no está tan bien llevado es la diferenciación de personajes. Cierto es que son sólo 4 números y nos presentan a seis Suicide Girls, aparte de una que se encuentra cautiva, de las cuales casi que sólo nos quedan claros las personalidades de tres, mientras que las otras cuatro parecen todas cortadas con el mismo cuchillo.
Por otro lado, hablar el trabajo de David Hahn, Cameron Stewart y Antonio Fabela a los lápices, tintas y colores respectívamente: bastante bueno. Todas las imágenes son fáciles de comprender y por lo general las proporciones son coherentes unas con otras (aunque, como ocurre con muchos artistas actuales, no sean proporciones realistas). Y, como plus, todos los personajes tienen rostros distintos y muy bien diferenciables, algo no demasiado común.
Y, por supuesto, hablar de los contenidos extra. Aparte de que los tres primeros números acaban con un mini-cómic de distintos momentos de la historia en los que las Suicide Girls han ayudado a mujeres a salir de la opresión, curiosos aunque nada del otro mundo, en todos los números se nos ofrece una tanda de retratos de Suicide Girls reales, evidentemente para atraer a los lectores a registrarse en la página. Eso sí, la calidad de dichos retratos es muy buena, no he visto a las chicas reales, pero sólo con el retrato me puedo hacer una buena idea de cómo son.
En general, es una buena obra, curiosa y entretenida. No es algo para dejar a los niños leer, como es normal en una obra derivada de una página pornográfica, pero tampoco abusa de dicho concepto, concentrándose más en dar una buena historia. Así que, tanto si sois o no seguidores de esta página, y si no sois demasiado puritanos, con este cómic podréis disfrutar de una historia entretenida sin ningún tipo de reparo en plantearse qué es lo políticamente correcto.

2 comentarios:

Naota Nandaba Kasugano dijo...

y yo que pensaba que era prono gothic y punk de pago...
Me gusta el dibujo, la historia por lo que cuentas, no parece nada del otro jueves, no obstante, trataré de buscarlo, tiene muy buena pinta, con lso cómics es como con la gastronomía,si entra por el ojo...

Roberto Mendoza Marrero dijo...

De hecho, Naota, lo es xD.
Esto es sólo material para promocionar la página, pero, como comento en el post, merece la pena echarle un vistazo, no es basura como otros cómics promocionales.