jueves, octubre 06, 2011

(Crítica de cine) Super 8

Dirigida por el creador de Perdidos, J.J. Abrams, y producida por Steven Spielberg, quien no creo que necesite presentación, Super 8 es una de esas películas nacidas de la inspiración de un director sin basarse en nada, películas que la gente se queja de que hoy en día escasean (aunque no comparto su opinión). Dejando esto de lado, la película se ha estrenado en junio de este año, recibiendo críticas bastante positivas.
La película nos sitúa en 1979 y nos muestra a un grupo de preadolescentes que intentan grabar una película de zombis, lo cual los lleva a presenciar un terrible accidente de tren. Lo que en principio parecía una simple desgracia acaba resultando ser una conspiración para ocultar un importante secreto.
Por lo general, la historia está bastante bien llevada, e incluso los personajes de los niños, salvo por algunos momentos del protagonista, tienen personalidades acordes con su edad, lo cual en muchas películas protagonizadas por niños no suele ocurrir. Incluso las actuaciones están bastante bien, interpretando bien no sólo a su personaje, sino a su personaje interpretando (el caso del niño que interpreta al detective de la película que están filmando, demostrando que no se le da especialmente bien a su personaje). También los adultos están bastante bien interpretado, no hay ningún actor del que me queje. Volviendo a la historia, quitando algunas fantasmadas (el accidente de tren me pareció demasiado exagerado) y algunos deus ex machina un tanto forzados (aunque previsibles), si la tomamos como orientada mayormente a un público joven, es bastante buena y engancha.
Los efectos especiales de casi toda la película son muy buenos. Digo "casi" porque el principal "secreto" de la película (el cual no desvelaré aquí) no está tan bien hecho, sobre todo en las escenas tranquilas cuando se lo puede apreciar bien. Pero todo el resto, las explosiones, los objetos que salen volando, todo está bastante bien  hecho.
He visto a gente comparar la película con antiguas películas de Spielberg, y, la verdad, me parece exagerado. Es cierto que hay dos películas en concreto que nos pueden venir a la mente mientras vemos la película, pero en mi opinión, estamos condicionados por el hecho de saber que Spielberg produjo la película, y que probablemente no lo pensaríamos tanto si su nombre no estuviera involucrado de ninguna manera.
Finalizando, la película es bastante entretenida y resultona, con sus momentos graciosos y sus momentos emotivos que te involucra con los personajes bastante fácilmente. No creo que pase a la historia, pero como película juvenil realmente la recomiendo.

No hay comentarios: