lunes, octubre 31, 2011

Historia de los cómics, Capítulo X: Cómics en España

Previously, on The CubeBlog...

Para empezar a ver cómo ha evolucionado la industria del cómic a lo largo del mundo, ¿por qué no empezar por mi propio país, España? Como todos los españoles sabemos, aparte de cómic (palabra que hemos exportado del inglés), los cómics en España son llamados también historietas o tebeos, este último nombre debido a una revista que se publicó desde la segunda década del siglo XX hasta los años 80's llamada TBO.
El primer cómic de origen español se publicó realmente en Cuba, que en 1857 era aún española, y se titulaba Historia de las desgracias de un hombre desafortunado, por Víctor Patricio de Landaluze en la revista "La Charanga". La siguiente década vería la aparición de muchos de estos cómics en la prensa del país. Pero no fue hasta el siglo XX que los cómics empezaron a popularizarse, sobre todo con la aparición de muchas revistas infantiles como Gente Menuda, Pulgarcito o la ya mencionada TBO.
Esta popularidad creciente en los cómics vio mayor auge durante los años 30's, cuando se empezaron a introducir en las publicaciones material traído de la industria americana, lo cual ayudó a que empezaran a surgir nuevos géneros en el país. Desgraciadamente, ésto se vería truncado en la siguiente década, cuando el régimen franquista empezaría a limitar y censurar los cómics que se vendían e incluso que se importaban.
Sin embargo, los autores de cómics no se rindieron y siguieron publicando, aprovechando que por esta época el cómic era una lectura bastante barata, lo que lo hacía accesible para todo el mundo, hasta el punto de que las décadas de los 40's y 50's son consideradas la "edad de oro" de los cómics españoles. De hecho, la mayoría de los cómics más populares del país aparecen durante esta época: Mortadelo y Filemón, Zipi y Zape, El Capitán Trueno... Durante esta época además empezaron a aparecer los tomos recopilativos de los personajes más populares, cuyas historias hasta la fecha sólo habían aparecido en revistas semanales o mensuales. En esta época también se celebra el primer Salón del Cómic, en Asturias en 1972.
Con la llegada de la democracia a finales de los años 70's, la variedad de cómic se amplió, apareciendo cómics de contenidos más polémicos como pueden ser El Víbora o Makinavaja, a lo cual también se le suman revistas como El Jueves. En 1980 se celebra además el primer Salón del Cómic de Barcelona, el cual se convertirá en un referente en el país. Sin embargo, a partir de los 80's, los cómics empezaron a entrar en declive, editoriales como Bruguera que habían sido muy populares fueron entrando en crisis, mientras que los cómics americanos que volvían a llenar los quioscos ganaban en popularidad, junto a un nuevo tipo de cómic que empezaba a llegar nuevo: el manga.
Frente a la desaparición de antiguas editoriales, nuevas como Forum (parte de Planeta deAgostini) o Zinco fueron apareciendo, dedicándose sobre todo a la importación de cómic. Durante los 90's la mayoría del cómic que se vendía en España era de procedencia extranjera, habiendo sólo unos pocos autores que se dedicaban a la parodia o al cómic erótico, mientras que la mayoría del cómic español era de edición independiente y con muy poco extendido. Sin embargo, la cultura comiquera no hizo más que aumentar, apareciendo nuevos salones del cómic, tiendas especializadas y revistas de información.

Afortunadamente, a finales de la década de los 90's, nuevas editoriales como Dolmen, Sinsentido o Diábolo Ediciones empiezan a apostar por el cómic español, cuya popularidad comenzó a aumentar gracias a la cantidad de fans con el que el medio contaba ya en esta época.

2 comentarios:

Naota Nandaba Kasugano dijo...

Recuerdo cuando de pequeño heredé una vieja colección de cómics de mi madre; una caja enorme llena de amarillentos TBOs, zipy y zape, mortadelo y filemon, capitán trueno, etc... Me la leí entera varias veces y muchas más los que mas me gustaron,lástima que con una mudanza mi madre decidiera venderlas para aligerar lastre, seguiría siendo un tesoro. por ahí tendré algunos TBOs de los noventa que rescaté de aquella inquisición.

Roberto Mendoza Marrero dijo...

Yo recuerdo de ir a casa de mi abuela y pasarmela leyendo montón de revistas "Super Mortadelo" que tenían allí de una prima segunda... Qué gozada xD