lunes, octubre 10, 2011

Historia del cómic, Capítulo VII: La Edad de Bronce

Previously, on The CubeBlog...
Como ya comentamos la última vez, desde la segunda mitad de los 50's los cómics de superhéroes habían vuelto para quedarse. La Edad de Plata se caracterizó por historias en su mayoría bastante inocentes, mayormente a causa del Comics Code Authority. Sin embargo, a principios de los 70's ésto empezaría a cambiar.
No se ha definido un evento concreto por el que comenzara la llamada "Edad de Bronce" de los cómics, aunque sin duda una serie de cambios en las dos principales editoriales (DC y Marvel) donde autores antiguos se retiraban para dejar paso a autores nuevos, trayendo estos muchas ideas frescas que cambiarían la manera de ver los cómics, sería un factor crucial.
Una de las colecciones que más marcó esta época fue la colección de The Amazing Spider-Man, sobre todo los números 96, 97 y 98. Estos números contenían una trama de tres números donde Harry Osborn, el hijo del Duende Verde original (y posteriormente el segundo Duende Verde) y mejor amigo de Peter Parker, tras pasar una época bastante mala, empieza a tomar drogas, ignorando los consejos de sus amigos una vez estos lo descubren. A pesar de que esta historia fue un encargo hecho por una institución médica a Stan Lee y que mostraba las drogas como perjudiciales, la Comics Code Authority no aprobó este cómic, ya que rechazaban toda aparición de drogas en los cómics, pero Lee decidió publicarlo de todos modos, con sello o no.
Este evento, y el éxito que tuvo, llevó a una revisión de las normas del Comics Code, de modo que cómics como el antes mencionado entrarían en los cánones de dicho sello. De esta manera, historias similares aparecieron en otros cómics e incluso en otras editoriales (destacando los números 85 y 86 Green Lantern/Green Arrow, donde el acompañante del arquero, Speedy, también se metía en el mundo de las drogas). También, gracias a esta revisión de la Comics Code, los cómics de terror entraron dentro de sus estándares, lo cual ayudó a que aparecieran muchos más cómics de este género que había tenido tan poca popularidad desde que naciera el sello en cuestión.
A partir de entonces y gracias a esta relajación de la Comics Code, los cómics empezaron a tener tramas más maduras, aunque siempre respetando un código ético a la hora de tratar cualquier tema de dudosa moralidad, siempre asegurándose de que los niños no vieran en las conductas criminales un modelo a seguir.
Y, al igual que empezó, la Edad de Bronce terminó sin dejar muy claro en qué momento, aunque se considera que la Crisis on Infinite Earths que DC lanzó en 1985, dando pie a toda una nueva organización editorial que otras compañías de cómics empezaron a imitar a partir de entonces, fue el principio del fin de esta etapa, dando pie a la era actual, llamada "Era Moderna" o "Era Oscura", de la cual empezaremos a hablar en el próximo artículo.

No hay comentarios: