jueves, octubre 20, 2011

(Reseña de juego) Spider-Man: Shattered Dimensions


Desde que en 2005 la compañía de videojuegos Beenox fuera absorbida por Activision, esta ha sido la encargada de lanzar todos los juegos del arácnido más popular de los cómics desde entonces. En septiembre de 2010 un nuevo juego de dicho personaje fue publicado, Spider-Man: Shattered Dimension, y, ya que estos días lo he jugado, voy a hacer una reseña por aquí.
La historia del juego muestra como, tras una pelea entre Spiderman y Misterio, una tablilla mística es destrozada en pedazos, los cuales se dispersan por cuatro dimensiones distintas, y Madame Web aparece para comunicar al superhéroe de las horribles consecuencias de sus acciones, por lo que se ha puesto en contacto con los otros tres Spidermen de estas dimensiones paralelas para que los cuatro, cada uno en su correspondiente dimensión, se encarguen de recuperar los pedazos. De este modo, cada uno de los cuatro Spidermen se van enfrentando a algunos de sus villanos que se han apoderado de fragmentos de la tablilla recibiendo de este modo nuevos poderes.
Cada uno de los cuatro Spidermen tiene su particularidad. Los niveles del principal, el conocido como "Amazing" (o "Asombroso" en español) porque es (teóricamente) el que aparece en la colección The Amazing Spider-Man, se basan sobre todo en los saltos y las piruetas con redes. El "Ultimate", llamado así por razones obvias, aunque en muchos aspectos es parecido al "Asombroso", se diferencia de este en que, al llevar esta versión el simbionte de Veneno, lo hace mucho más fuerte y capaz de enfrentarse a muchos enemigos a la vez, de modo que es habitual que le aparezcan docenas de enemigos a la vez y tenga que aprovechar sus habilidades extra para enfrentarse a ellos. El "2099", el único en no llamarse Peter Parker, sino Miguel O'Hara, basado en la versión futurista que Marvel sacó de muchos héroes a principios de los 90's, se basa en la velocidad, teniendo muchos momentos de persecución en caída libre o incluso una habilidad que ralentiza todo a su alrededor. Finalmente, el que más se diferencia de los demás es el "Noir", perteneciente a los cómics "Marvel Noir" que la editorial sacó hace un par de años y que muestran a los héroes en los años 30's, y cuya habilidad principal es el sigilo, teniendo que pasarse la mayoría de sus niveles escondido de los enemigos e intentando eliminarlos sin ser detectado.
A lo largo de todo el juego sentí que estaba jugando a una burda copia del Batman: Arkham Asylum. Las posiciones y el control de la cámara son muy parecidos, las mejoras de personaje se adquieren de una forma bastante parecida (aunque sin una trama extra, lo cual lo hacía más interesante en el juego del murciélago) y encima el "sentido arácnido" es sospechosamente muy parecido al "modo detective" del juego antes mencionado. Y para colmo, los niveles del Spiderman Noir son claramente un intento de reproducir los "modo depredador" del juego de Rocksteady. ¡E incluso el nivel final de Misterio es una copia descarada del mundo del Espantapájaros! Y, para colmo de males, es una copia mal hecha, ya que las habilidades que se van adquiriendo no son ni siquiera necesarias a lo largo del juego (yo me lo pasé sin usar ninguna), el modo sigilo es muy pobre (muchísimo) y la separación en niveles del juego le hace perder todo sentido de continuidad.
Pero no es todo malo respecto a este juego. Considerando la experiencia que tiene Beenox en hacer juegos del arácnido, y considerando que ya desde el Ultimate Spider-Man de 2005 los movimientos estaban muy bien logrados y reproducían bastante bien los movimientos del personaje, no es menos en esta versión, aunque se nota que han ido reciclando una y otra vez los mismos movimientos (incluso el Spiderman Ultimate guarda muchas similitudes con el Veneno de dicho juego). Además, una de las cosas que Activision siempre hace bastante bien son los jefes de los juegos, y este no es una excepción: todos los jefes están muy bien cuidados y hay que encontrar la estrategia ideal para derrotar a cada uno. Y a esto le sumamos un modo de juego que se activa de vez en cuando, en el que tendremos un forcejeo con el villano de turno, teniendo que dar y esquivar puñetazos, que lo hace bastante entretenido.
Sin embargo, el juego no engancha. Ni siquiera la historia es lo bastante interesante, siendo una evidente copia del argumento final de la serie de los años 90's en la que Madame Web convocaba a Spidermen de distintas dimensiones para enfrentarse a Spider-Matanza antes de que destruyera todo el multiverso, y encima si consideramos que el villano final es Misterio... ¿En serio, Beenox? ¿Misterio? Durante el juego nos enfrentamos a versiones alternativas del Duende Verde, el Dr. Octopus o Matanza... ¿De verdad creéis que Misterio se merece ser el enemigo final?
A todo esto, tengo que añadir mi párrafo de indignación ya que mi personaje favorito aparece en el juego... Mi personaje favorito es Masacre, el mercenario bocazas, cuya versión en este juego, aunque un poco más payaso de lo normal, hace bastante justicia al personaje... si hubiera salido en el universo Amazing, pero aparece en el universo Ultimate, donde dicho personaje no tiene ese carácter tan dichacharrero que lo caracteriza, por lo cual no cuadra... Eso sí, el hecho de que (como es costumbre en este personaje) rompa la cuarta pared al decir "Ooh... Collectibles!" cuando recoges uno de los emblemas arácnidos que te dan puntos para poder comprar mejoras (algo de lo que, teóricamente a nivel de historia, ningún personaje debería percatarse, ni siquiera el propio Spiderman) ha sido un guiño curioso.
Concluyendo, es un juego que puede ser divertido para los fans del trepamuros y de Marvel en general, pero sigo prefiriendo juegos como el Ultimate Spider-Man antes mencionado, donde además, tenías libertad para pasear por la ciudad a tus anchas y similares. Entretiene, tiene momentos divertidos, pero nada del otro mundo. Y, por favor, que alguien le diga a Stan Lee que deje de hacer de narrador, que su estilo sesentero hace mucho que pasó de moda.

No hay comentarios: