sábado, octubre 08, 2011

Tormenta de las dracónidas

Para aquellos que no lo sepan, una de mis aficiones, a pesar de que es un campo que me parece muy complejo y sus conceptos técnicos me superan notablemente, es la astronomía. Por ello, cada vez que sé que va a haber un fenómeno astronómico, me gusta informarme y, si es posible, visualizarlo. Entre estos eventos se encuentran las clásicas lluvias de meteoritos (conocidas popularmente como "lluvias de estrellas"), durante las cuales el cielo se convierte en un extraño lienzo negro que es recorrido por múltiples pinceladas blancas que desaparecen casi al instante, una de las cuales sucederá durante el día de hoy, y Canarias será uno de los lugares donde será posible visualizarla.
Para los incultos, una lluvia de estrellas o meteoritos ocurre cuando la Tierra, en su translación, se cruza con la estela de un cometa, de modo que todos los fragmentos que el cometa va arrastrando son atraídas por la gravedad terrestre y se precipitan hacia nuestro planeta. Afortunadamente para nosotros, habitantes de dicho planeta, tenemos una poderosa barrera conocida como "atmósfera", gracias a la cual, estos fragmentos se desintegran según van entrando, y el brillo de estos "meteoritos" ardiendo es lo que vemos desde la Tierra y que llamamos "estrella fugaz".
Como les digo, hoy, día 8 de octubre, la Tierra cruzará la cola del cometa 21P/Gioacobinni-Zinner, y se prevee que sea una de las lluvias más intensas que hayan habido y habrán en años, hasta el punto de que la están apodando "la tormenta de estrellas perfecta". La mejor hora para observarla serán sobre las 21:00-22:00 (G.M.T.), ya que, aunque hay alguna hora buena antes, la claridad del sol todavía impedirá ver mucho, y se deberá mirar hacia el norte-noroeste, por dónde se encuentra la constelación del Dragón (de la cual esta lluvia toma su nombre). Es recomendable siempre en estos casos buscar una zona con poca (o nula) contaminación lumínica y mirar a simple vista, los telescopios o prismáticos no son nada útiles en estos casos, y, por supuesto, rezar para que el cielo esté despejado.
Así que, tanto si sois aficionados a este campo como si simplemente os pica la curiosidad, os recomiendo que penséis ya hacia dónde ir. Puedo afirmar, después de varias lluvias de estrellas vistas, que la visión de estrellas fugaces cruzando el cielo es bastante impresionante, y no os contentéis con verlo en vídeos: como verlas pasar por encima de tu cabeza, nada.

PD: Aprovecho para recordar que hoy se acaba la encuesta sobre qué postear a partir de ahora los martes. Si aún no has votado, ¡no pierdas tu oportunidad!

No hay comentarios: