lunes, noviembre 21, 2011

Desentrañando... El Multiverso DC

Ignauguramos la nueva sección "Desentrañando..." con un clásico a la hora de perder el hilo en los cómics, sobre todo en el caso de la editorial DC: el multiverso. Y es que para entender bien la historia del multiverso DC hay también que observar la historia editorial que hubo tras todas estas historias.
Como ya hemos mencionado en varias ocasiones en este blog, la Edad de Oro de los cómics comenzó en 1938 con el Action Comics Nº.1, cómic en el que apareció el primer superhéroe de la historia, Superman, y el cual sirvió de inspiración a muchos autores posteriores. En la propia DC (por aquel tiempo conocida como National Allied Publications) empezaron a aparecer héroes como Batman, la Mujer Maravilla, Flash, el Hombre Halcón, Linterna Verde... Sin embargo, la mayoría de estos héroes distan mucho de las versiones más populares que conocemos hoy en día: el Hombre Halcón no tenía nada que ver con Thanagar, tampoco Linterna Verde era parte de ningún cuerpo intergaláctico y el Átomo ni siquiera tenía superpoderes. De todos estos héroes, los únicos que podríamos reconocer sin mucho problema serían Superman, Batman y la Mujer Maravilla. Durante esta época, la popularidad de estos cómics llevó a que la editorial se animara a unir a una buena cantidad de ellos en un equipo que llamarían la Sociedad de la Justicia de América (JSA, Justice Society of America).
Pero, como sabemos, otras editoriales también crearon superhéroes durante esta época, entre ellas editoriales como Fawcett Comics con su Capitán Marvel o Quality Comics con su Tío Sam. Aunque estos héroes nunca tuvieron contacto en esta época con los héroes de DC, más tarde los derechos de estos personajes serían adquiridos más adelante por la editorial en cuestión, por lo que más tarde hablaremos de nuevo de ellos.
Sin embargo, llegó la segunda mitad de los 40's y los años 50's, cuando los cómics entraron en su etapa más oscura, y la mayoría de estos personajes desaparecieron de los kioskos, quedando nada más la "trinidad DC" (como se conoce al trío antes mencionado, o sea, Superman, Batman y la Mujer Maravilla), hasta que, en 1956, la publicación del Showcase Nº.4, en donde se presentó a una nueva versión del superhéroe Flash, con identidad, aspecto y origen distintos al que había existido en los 40's, diera inicio a la Edad de Plata de los cómics. DC dedicó esta época a reinventar a los superhéroes que habían desaparecido de sus revistas, apareciendo nuevas versiones de la mayoría de ellos. Flash, Linterna Verde, Átomo, Hombre Halcón y demás superhéroes volvieron, esta vez en las versiones más conocidas a día de hoy, junto a algunos nuevos héroes originales como el Detective Marciano. También esta nueva generación de superhéroes que se unieron a la trinidad DC acabarían aliándose en un nuevo equipo, conocido esta vez como la Liga de la Justicia de América (JLA, Justice League of America).
Los problemas de continuidad no tardaron en aparecer. La trinidad había compartido aventuras con ambas generaciones de héroes. Sin embargo, desde el propio Showcase Nº.4 se dejaba claro que el anterior Flash (y, por lógica, toda la JSA) eran personajes de cómics para él. Sin embargo, ¿Superman, Batman y la Mujer Maravilla, no? ¿Las historias de la Edad de Oro ya no tenían validez? ¿Qué historias de la trinidad se podían considerar reales y cuales no? La respuesta a esta intentó traerla Gardner Fox en el número 123 de la revista Flash, donde Barry Allen, la encarnación de esta época del velocista escarlata haría que sus molécuales vibraran tan rápido que cambiaría la vibración de su cuerpo, transportándolo a una Tierra paralela, donde conocería a Jay Garrick, el Flash de la Edad de Oro al que Barry sólo conocía por sus cómics. Esto nos hizo descubrir que el universo DC no era realmente un universo, sino un multiverso formado por miles de tierras paralelas, y los acontecimientos de la Edad de Oro habían ocurrido en la que a partir de ahora se apodaría como Tierra-2, mientras que las más modernas aventuras de los héroes de la Edad de Plata ocurrían en la bautizada como Tierra-1. Incluso se decidió que habría un Superman, un Batman y una Mujer Maravilla en cada una de ambas Tierras, en el caso de Tierra-2 eran ya mucho mayores, e incluso eso ayudó a arreglar algunos conflictos de continuidad pasados (el Clark Kent de Tierra-2 trabajaba en el Daily Star en vez del Daily Planet, un cambio al que nunca se le había dado explicación hasta entonces).
A partir de entonces, DC empezó a publicar frecuentemente aventuras que aliaban a los héroes de Tierra-1 y Tierra-2 contra alguna amenaza que pusiera en peligro ambas Tierras. Incluso DC se decidió a incluir más Tierras. Algunas de ellas se usaron para introducir personajes que la editorial había adquirido. De esta manera, en Tierra-S se establecieron las aventuras del Capitán Marvel, en Tierra-X se establecieron las aventuras del Tío Sam, etc. Otras de estas Tierras fueron completamente originales: en Tierra-3 Lex Luthor era el único héroe de la Tierra que tenía que enfrentarse a versiones malvadas de la JLA; en Tierra-Prima, una Tierra muy parecida a la nuestra, un joven Clark Kent descubre que es el mismo Clark Kent que los cómics que lee, decidiendo empezar a actuar como el Superboy de su Tierra, etc.
Creo que no hace falta recalcar que esto fue un absoluto desbarajuste. Más que solucionar los problemas de continuidad, hacía cada vez más difícil saber en qué Tierra había ocurrido cada aventura, además de que los autores mismos cada vez cometían más fallos, introduciendo personajes en Tierras a las que no pertenecían. Por ello, en 1985, a cargo de Marv Wolfman y George Pérez, se publicó la Crisis en Tierras Infinitas (Crisis On Infinite Earths), una miniserie de 12 números en la que un ser conocido como el Anti-Monitor intentaba destruir todas las Tierras paralelas con el objetivo de reducirlo todo a un único universo de antimateria. Sin embargo, el Monitor, su contraparte buena, se encargó de reunir a héroes de las distintas Tierras (en concreto de aquellas que fueron importantes en la editorial) para enfrentarse a esta amenaza. Tras doce números y muchas batallas, el universo sí fue reducido a una única Tierra, aunque en este caso, una Tierra que combinaba aspectos de varias de ellas, donde los superhéroes de Tierra-1, Tierra-2, Tierra-S y otras convivían, y en la cual las personas duplicadas desaparecieron, salvo por los Superman y Lois de Tierra-2 y Superboy de Tierra-Prima, que junto con Alexander Luthor, el  hijo del Luthor de Tierra-3, se refugiaron en una realidad creada por el joven Luthor, desde donde observarían lo que acontecería en la nueva Tierra única.
De esta manera, en el nuevo único universo DC, la JSA existió durante los años 40's, aunque nunca compartieron aventuras con la trinidad, ya que ninguno estaba en activo en esa época. Con el tiempo, los nuevos héroes de la JLA tomarían el relevo de sus mayores, aunque la JSA acabaría volviendo a la acción con el tiempo. También los héroes como el Capitán Marvel, el Tío Sam, Blue Beetle y todos los que se añadieron de otras Tierras fueron introducidos en esta nueva continuidad, aunque en estos casos fue algo bastante más sencillo.
Esta solución tampoco fue óptima, pero realmente ninguna solución lo sería a menos que realmente empezaran todas las historias desde cero (a lo cual DC parece no querer arriesgarse). Y, aún así, historias conocidas como los Elseworlds empezaron a aparecer, mostrando historias alternativas sobre cada personaje, lo cual llevaría también a que, en 1999, en la miniserie The Kingdom, se introdujera el concepto de "Hipertiempo", el cual introducía de nuevo en continuidad el que pudieran existir varias historias que, a pesar de contradecirse entre ellas, fueran todas reales. Aún así, este concepto nunca fue tenido especialmente en cuenta.
La introducción del universo Wildstorm en DC, cuando DC adquiriera dicha compañía y la convirtiera en un sello dentro de su propia empresa, creó un nuevo concepto: la Sangría, una realidad sobre la que flotan el resto de realidades.
De todos modos, todo lo que la gran "Crisis" intentó arreglar se fue estropeando poco a poco, ya que los autores muchas veces no tenían cuidado, introduciendo personajes que supuestamente habían desaparecido en la crisis y, como ocurre a menudo en estas editoriales, contradiciéndose las historias unas con otras. Por eso, en 2005, llegó la "secuela" de la Crisis, esta vez llamada "Crisis Infinita" (Infinite Crisis), en la cual los supervivientes al multiverso, desde el paraiso creado por Alexander Luthor, viendo el caos que se está montando en la Tierra única (debido a acontecimientos vistos en unas cuantas miniseries previas) deciden volver para arreglarlo todo. Sin embargo, aunque el Superman de Tierra-2 intenta simplemente recrear su Tierra una vez más como la nueva Tierra única, ignora que Alexander Luthor y Superboy-Primo (como se llamaría a dicho Superboy a partir de esta miniserie) intentan recrear el universo para cada uno recuperar su hogar, lo cual logran a pesar de los esfuerzos de los héroes, provocando la creación de 52 Tierras paralelas, de modo que muchos de los Elseworlds, la continuidad Wildstorm y otras realidades de distintas fuentes se convirtieron en parte de este nuevo multiverso.
Finalmente, de hecho, hace tan solo unos meses, la miniserie Flashpoint ha provocado que tres de estos 52 universos, concretamente las Tierras 0 (en la que convivían la mayoría de los héroes y villanos más populares), la 13 (donde sucedía el sello Vertigo) y la 50 (el universo Wildstorm) se hayan unido en una nueva Tierra en el evento conocido como The New 52 ("Los nuevos 52", refiriéndose a las 52 series que han empezado desde el número 1, aunque probablemente se refiera también a un nuevo multiverso). Aún queda por ver cómo se ha quedado el multiverso tras dicho evento.
De este modo, a la hora de coger un cómic DC, aunque en muchos casos no importará, sería útil saber en qué época fue escrito, para saber si es "pre-crisis" o "post-crisis" (estos términos aplicables siempre a la crisis de 1985, Crisis on Infinite Earths), si pertenece a Tierra-1 o Tierra-2, si forma parte de los "antiguos" o los nuevos 52, etc. Pero, aunque parezca demasiado complejo introducirse en los cómics DC, lo cierto es que hay muchas historias en las que dará igual en qué época esté situada, ya que el tema del multiverso sólo es tocado en las ocasiones puntuales, aunque puede confundir leer un cómic en el que veamos que Jay Garrick y Barry Allen viven en Tierras paralelas y luego encontrárnoslos en la misma Tierra en otro cómic, así que por eso está bien tenerlo en cuenta.

Lecturas recomendadas:
Flash Vol.1 #123
Justice League of America Vol.1 #21-22, 29-30, 37-38, 46-47, 55-56, 107-108, 123, 135-137, 147-148
Crisis on Infinite Earths Vol.1 #1-12
The Kingdom Vol.1 #1-2
Infinite Crisis Vol.1 #1-7
52 Vol.1 #1-52
Flashpoint Vol.1 #1-7

1 comentario:

loki dijo...

tio un análisis espectacular, personalmente con dc sólo me quedo con historias puntuales precisamente por todos estos problemas de realidades que has mencionado