sábado, diciembre 31, 2011

¡Adiós, 2011! ¡Hola, (glups) 2012!

En el antiguo blog tenía la costumbre de, todos los años, rondando esta fecha, hacer un balance de lo ocurrido ese año y proponerme cosas para el año siguiente. Y aquí estoy para repetirlo como todos los años (no contemos el tiempo en que el blog estuvo inactivo), aunque, ya que este blog es en parte "menos personal" que el antiguo, también así lo será este repaso.
Este año 2011 ha visto cómo este blog no sólo ha resurgido después de haber estado mucho tiempo parado, sino que ha tenido un completo rediseño y que, desde que lo volví a abrir el 10 de julio, ha tenido una entrada diaria desde entonces. Y todo eso sin descuidar mis otras obligaciones (principalmente mis estudios) y sin sacrificar vida social ni nada por el estilo. Y por mi constancia y capacidad de organización me siento orgulloso de mí mismo, es algo que años atrás no habría podido hacer ni aún proponiéndomelo. Que no es fácil tener todos los días un artículo del tipo de los que escribo, no os vayáis a creer.
También la respuesta al blog ha sido bastante favorable. ¿Bastante favorable? Se sale de todas las escalas. Sólo basándome en el número de visitas (a estas alturas hay un promedio de unas 120 visitas diarias, en sólo diciembre se han superado con creces las 3000 visitas), puedo considerar esto un éxito aplastante. Pero es que si a eso le sumo la gente que se hace fan por Facebook o Tuenti (con lo cual esos "números" empiezan a tener nombres y caras), me dejan comentarios en el blog o incluso me comentan personalmente sobre lo que he escrito, me dejan claro que todas esas visitas no sólo entran y se van, sino que incluso les interesa lo que escribo. Y agradezco mucho a todos los que me leen, tanto los que me comentan como los que no. Si estás leyendo esto, deduzco que eres lector habitual, así que, para tí, ¡muchas gracias!
En mi vida también ha sido un año bueno. Aunque alguna cosa no haya salido como haya querido o haya tenido que dejar de lado determinadas cosas, por lo general voy avanzando bastante bien en lo que son mis perspectivas de futuro. Y tiene pinta de que al menos durante la primera mitad de 2012 la cosa seguirá así. ¿Qué vendrá después? El tiempo lo dirá.
Y, bueno, para este año nuevo, mi reto es continuar como hasta ahora, ofreciéndoles siempre los posts más elaborados posibles, nuevas reseñas, noticias, continuar el tutorial de desarrollo web y, en caso de acabárseme a lo largo de este año (aún no estoy seguro de cuánto va a durar... ¡pero no creo que llegue a tanto!) continuar con nuevos tutoriales (el de Java está ahí pendiente... ¡aunque supongo que en un mes más o menos empezaremos con JavaScript en este tutorial!), y, muy posiblemente, cosas nuevas. Espero que este blog siga creciendo y cada vez poder ofrecerles más y mejor.
Y, para concluir, recordarles que entramos en el "último año", 2012. Nos quedan menos de doce meses para el fin del mundo, así que, ya sabéis, ¡a aprovechar lo poco que nos queda y a disfrutarlo!

¡Feliz año del fin del mundo a todos!

PD: Todas mis referencias al fin del mundo son en un tono jocoso y como tal deben de ser tomadas. Por si las moscas, que nos conocemos.

No hay comentarios: