lunes, diciembre 26, 2011

Desentrañando... Spiderman

Sin lugar a dudas, uno de los personajes más populares y emblemáticos de la editorial Marvel es el trepamuros favorito de todos: vuestro amistoso vecino Spiderman.
Peter Benjamin Parker nació de la unión de los agentes de la CIA Richard Parker y Mary Fitzpatrick. Sin embargo, el matrimonio falleció durante una misión en Rusia, por lo cual el hermano de Richard, Ben, y su esposa May, que se ocupaban del niño cuando sus padres estaban en alguna misión, tomaron la custodia del chaval.
Peter creció demostrando tener una gran habilidad para las ciencias, pero con muy poca popularidad entre sus compañeros, que acostumbraban a hacerle la vida imposible, hasta que un día, en su último año de instituto, Peter asistió a una demostración de ciencia donde una araña se coló en un experimento radioactivo, tras lo cual, en un último acto de desesperación antes de morir, picó al joven en la mano, lo cual, tras provocarle algunos mareos, llevaron al chico a descubrir que había adquirido una serie de poderes relacionados con las arañas, como la capacidad de trepar por paredes, fuerza, agilidad y equilibrio aumentados, y un extraño sexto sentido que le permitía detectar el peligro antes de que ocurriera.

Aprovechando sus nuevos poderes, Parker decidió probar suerte en la televisión y la lucha libre, donde se hizo bastante popular, creándose un traje y tomando el alter-ego de Spiderman, además de fabricar una sustancia pegajosa con características similares a las telarañas, que usaría con un dispositivo de su invención que llevaba oculto en la muñeca. La popularidad de su personaje (cuya identidad real era un secreto para todo el mundo, incluso para su propio agente) creció en seguida, subiéndosele a la cabeza hasta el punto de ignorar a un ladrón a la fuga a quien un policía le gritaba que detuviera, ya que pasó al lado suya, alegando que "no era su trabajo".
Días más tarde, alguien se colaría en la casa de los Parker mientras el joven no estaba con intenciones de robar, lo cual costaría la vida al tío del muchacho, por lo cual, ataviado en su traje de Spiderman, Peter salió dispuesto a atrapar al ladrón, descubriendo horrorizado que era el mismo al que unos días antes no había detenido, y descubriendo la lección que siempre llevaría consigo: "todo gran poder conlleva una gran responsabilidad".
A partir de entonces, Peter empezó a vivir con tía May teniendo que compaginar sus estudios con su vida de superhéroe y con un trabajo de fotógrafo independiente en el Daily Bugle, a quienes ofrecía fotos de su alter-ego, ya que con la muerte del tío Ben la economía de la casa iba bastante mal. Por otro lado, en su instituto, a pesar de que el popular futbolista Flash Thompson se dedicara, como siempre, a intentar dejarlo en vergüenza, de alguna manera sus poderes empezaron a hacer que la gente empezara a apreciarlo más, entre otros la novia del jugador, Liz Allen, y esto se vería aún más evidente cuando entrara en la universidad, y los en un comienzo amigos de Flash, Harry Osborn y Gwen Stacy, se acabarían convirtiendo en el mejor amigo y en la novia de Peter, respectívamente.
En su vida de superhéroe, Peter se enfrentaría a una interminable lista de villanos: el Buitre, el Doctor Octopus, el Escorpión, Electro, el Hombre de Arena, el Conmocionador, el Lagarto, el Rino... Aunque el más escurridizo de todos sería un villano conocido como el Duende Verde, quien siempre lograba escapar de Spiderman sin que este supiera de quién se tratara, e incluso fue el villano el primero que descubrió la identidad secreta de Spiderman, para luego mostrarle que él no era otro que Norman Osborn, el padre del mejor amigo del muchacho. Afortunadamente, la siguiente pelea entre ambos provocaría que Osborn perdiera la memoria, olvidando todo sobre la identidad secreta de Spiderman e incluso sobre su propia doble vida como el Duende Verde.
Otro de los grandes problemas de Spiderman fue, sin duda, la opinión pública, que lo veían en su gran mayoría como un criminal, sobre todo gracias a las editoriales anti-arácnidas que J. Jonah Jameson, su jefe en el Bugle, escribía sin cansancio.
Probablemente el momento más traumatizante de la vida del héroe, aparte de la muerte de su tío, haya sido el momento en el que Norman Osborn, habiendo recuperado la memoria (como hacía de cuando en cuando), decidió poner un punto y final a sus batallas con Spiderman, y para ello secuestró a Gwen Stacy y la dejó caer desde el puente de Queensboro, mientras un por entonces enfermo Spiderman intentaba salvarla sin éxito, para luego enfrentarse al villano que, aparentemente, sería asesinado por su propio aerodeslizador, aunque el tiempo demostraría que pudo curarse de dicha herida y volver para seguir enfrentándose al héroe.
Desde entonces, Spiderman siempre se ha lamentado por no haber logrado salvar a la mujer que amaba, aunque logró volver a encontrar el amor, esta vez en la forma de Mary Jane Watson, la sobrina de la vecina de su tía, con quien se acabaría casando, todo esto después de algunos flirteos con una gata-ladrona que se convirtió en héroe conocida como la Gata Negra.
Como todo héroe que se precie, Spiderman ha contado con una vasta serie de aliados. Aparte de haberse unido recientemente a los Vengadores y su larga amistad con los 4 Fantásticos, Spiderman ha visto compañeros en la Gata Negra, Estrella de Fuego, Capa y Puñal o incluso en la Araña Escarlata, un clon de él mismo creado por el supervillano conocido como el Chacal, quien se trataba en realidad de un profesor de universidad de Peter obsesionado con Gwen Stacy y que se dedicó a clonar a ambos muchachos tras la muerte de esta.
En los últimos años, Peter decidió, cuando el Acta de Registro Superhumano se aprobó, apoyar a Iron Man y mostrar su identidad en público para dar ejemplo a otros héroes, aunque más tarde se arrepentiría de lo hecho, sobre todo cuando el mafioso Kingpin enviara un francotirador a por él y la bala acabara alcanzando a su tía May, y su única forma de salvarla fue hacer un pacto con el demonio Mefisto, quien le ofreció salvar a la tía May y que nadie en el mundo (ni siquiera los enemigos o aliados del trepamuros que lo hubieran descubierto anteriormente) recordara su identidad secreta, todo a cambio de borrar la relación de Peter y MJ de la historia, creándose de este modo un nuevo mundo, el mundo en el que a día de hoy ocurren las historias de Spiderman.

Lecturas recomendadas:
Amazing Fantasy #15
Spider-Man: Chapter One
The Amazing Spider-Man #121-122, #544-545
Friendly Neighborhood Spider-Man #24
The Sensational Spider-Man Vol.2 #41

No hay comentarios: