viernes, diciembre 02, 2011

(Reseña de cómic) The Incredible Hulk: Future Imperfect

Desde 1987, el guionista Peter David empezó a trabajar en la serie del increíble Hulk convirtiéndose los 12 años que se mantuvo al frente de esta serie en la época más aclamada del gigante verde. Entre las historias que David nos contara del personaje, una de las más populares y características es la miniserie conocida como The Incredible Hulk: Future Imperfect ("El increíble Hulk: Futuro Imperfecto"), de 1993, donde se introdujo uno de los enemigos más temibles del personaje, a pesar de que, por motivos obvios, no se haya podido convertir en un enemigo habitual del goliath verde.
La historia nos cuenta como, cien años en el futuro, la humanidad se ha visto sumida en una serie de guerras que la ha llevado casi a la autodestrucción, quedando sólo una ciudad muy acertadamente llamada Dystopia, gobernada con mano de hierro por un tirano conocido como el "Maestro". Sin embargo, un grupo de luchadores por la libertad, guiados por un muy anciano Rick Jones, aún se resiste a someterse y, para ello, su nieta, Janis, viaja al pasado para traer al doctor Banner al presente, el único que podría derrotar al Maestro, ya que se trata de él mismo.
Como decía en la introducción, el trabajo de Peter David con este personaje ha sido siempre muy elogiado (y con mucha razón) por los fans. La historia, aunque un poco confusa en un comienzo (ya que nos sitúa directamente en el futuro sin ningún tipo de introducción), se explica por sí misma sin demasiado problema, y nos mantiene deseando pasar una página tras otra para ir viendo cómo continúa. Además, los debates entre Hulk y el Maestro sobre distintas cosas, entre ellas, sobre las paradojas temporales, añaden un cierto elemento filosófico que es bastante de agradecer.
Por contra, y con riesgo de que muchos se me echen al cuello, el dibujo de George Perez me parece (como siempre) un tanto plano y, en este cómic en particular, un tanto exagerado tirando al infame estilo Liefeld. Al menos, no estropea la historia, que aún así se hace fácil de seguir.
Como curiosidad, y a pesar de que el enemigo en cuestión (el Maestro) no haya regresado por completo por razones obvias al final del cómic (aunque para Marvel, el no retorno de un personaje nunca es por razones obvias), su influencia se ha notado en muchos cómics posteriores del personaje, al ser mencionado en varias ocasiones, aparte de Hulk tener miedo de acabar convirtiéndose en él. Aparte, Janis Jones sí que se ha convertido en un personaje en aparecer regularmente en la serie del personaje, de modo que la serie ha tenido una influencia en cómics posteriores bastante fuerte.
En definitiva, una muy buena obra hecha por un genio que se nota que ama al personaje y por ello siempre nos ofrece las mejores historias sobre él. Recomendado para todos a los que les guste el personaje y también para los que gusten de historias de viajes temporales.

No hay comentarios: