sábado, diciembre 17, 2011

(Reseña de cómic) Sonic the Hedgehog (Miniserie)

Quién más quién menos a casi todos nos es familiar la mascota de la empresa de videojuegos Sega, Sonic el erizo (Sonic the Hedgehog en inglés), protagonista no sólo de una gran cantidad de videojuegos desarrollados por dicha compañía sino también de montón de material derivado de estos. Uno de estos materiales, completamente inédito en España, son los cómics basados en el personaje, que empezaron a publicarse en 1993 por la editorial Archie Comics, ganando mucha popularidad en los Estados Unidos, donde desde entonces no se ha dejado de publicar.
La primera publicación que esta editorial hizo sobre el popular erizo fue una miniserie de 4 números en la que nos mostraban, a través de pequeñas historias (dos por número) y de forma bastante despreocupada, cargadas de malos juegos de palabras y con historias con bastante poca seriedad, cómo el Dr. Robotnik se ha nombrado tirano supremo del planeta Mobius y se dedica a transformar a sus habitantes en robots que le sirvan, mientras que Sonic se dedica a hacerle la vida imposible al científico, ayudado por un grupo de "Guerreros por la Libertad", formados por la princesa Sally Acorn, el pedante Antoine D'Coolette, el inteligente Boomer (más tarde rebautizado como Rotor) y, como no, su fiel compañero Miles "Tails" Prower.
Como les digo, las historias son tontas y evidentemente dirigidas para un público bastante joven. Además, entre historia e historia incluyen pequeñas "explicaciones" sobre las habilidades de Sonic, o splash-pages sobre los personajes, todas cargadas con el mismo humor tonto que en el resto de los cómics. Por otra parte, la miniserie consta de una cantidad de referencias a distintos cómics de otras editoriales, referenciando el origen de Spiderman, la amistad convertida en enemistad de Luthor y Superboy, o incluso la muerte de Superman. Inexplicablemente, la serie gozó de mucho éxito, lo cual permitió que luego se hiciera una serie regular que, a pesar de comenzar en el mismo tono que esta miniserie, con el tiempo adquirió un tono más serio (gracias, probablemente, a que Michael Gallagher, escritor de esta miniserie y de los primeros números de la serie regular, haya dejado que otra gente escriba los guiones).
El arte tampoco es nada del otro mundo. Ni Scott Shaw ni Dave Manak (dibujante sólo del último número) hacen un trabajo digno de mención, con dibujos muy pobres que, aunque con dibujos acordes al tono del cómic, carecen de cualquier tipo de cuidado, fallando desde las forzadas posturas de los personajes pasando por las perspectivas hasta los propios encuadres de la mayoría de las viñetas, bastante mal hechas.
Curiosamente, su éxito también provocó que una de las series más populares del personaje, la titulada la titulada simplemente Sonic The Hedgehog (apodada SatAM por los americanos, abreviatura de Saturday A.M. que era cuando la emitían) esté basada completamente en el universo de estos cómics, e incluso muchos elementos se hayan hecho tan populares que se haya extrapolado a otras versiones, e incluso los Guerreros por la Libertad llegaron a hacer un cameo en el juego Sonic Spinball.
Pero, éste, en general, es un cómic bastante malo, aunque supongo que necesario de leer si pretendes llegar a la época más actual del personaje (es lo que pretendo, por eso me he leído esta basura). Puede sacarte alguna sonrisa con alguno de sus chistes tontos, y si uno es un poco friki pillará las referencias de las que hablé antes, lo cual probablemente sea lo mejor de la primera época de la colección. Ya les comentaré si hay algo de lo siguiente que merezca la pena ser leído (al menos el arte de los cómics más actuales es mucho mejor).
Como anotación final, hay otra colección de cómics de Sonic publicada por la desaparecida editorial británica Fleetway Publications, pero la verdad, a pesar de tener un tono más serio desde el primer número, no fue nada afortunada respecto a los guionistas y, aunque tiene su legión de fans, no pude leer más que un par de números hasta que me cansó demasiado.

No hay comentarios: