viernes, diciembre 23, 2011

(Reseña de película) The Invincible Iron Man

La tercera de las películas que Lionsgate realizó en colaboración con Marvel tras las dos películas de Ultimate Avengers fue The Invincible Iron Man, una película que contaba, de una manera un tanto libre, el origen del héroe de la armadura roja y dorada, lanzada en 2007.
La película nos cuenta como Tony Stark ha hecho un contrato en China para alzar una antigua ciudad que fue enterrada hacía siglos, algo que no convence ni a la junta de accionistas de la empresa ni a una organización conocida como los Dragones de Jade, que temen que esto dé inicio a una profecía que indica que, cuando la ciudad se vuelva a alzar, el antiguo brujo malvado el Mandarín resucitará. Para intentar evitarlo, los Dragones secuestran a Tony Stark y le obligan a crear una máquina para devolver la ciudad a su estado interior, pero en su lugar éste crea la famosa armadura que todos conocemos para, junto a su amigo James Rhodes, escapar de su cautiverio, y luego empezar por su cuenta a arreglar todo el desaguisado que ha montado, todo esto ayudado por una misteriosa desertora de los Dragones, una chica de nombre Li Mei.
La historia de la película, como digo, es bastante libre, pero al mismo tiempo se vuelve bastante interesante, mejorando mucho en guión y en ritmo con respecto a las dos películas anteriores de la productora. Hay unos cuantos giros de trama bastante interesantes, aunque el desarrollo de los personajes es un poco vano y no se exploran tramas tan importantes como las consecuencias del soporte vital de Tony.
Respecto al aspecto visual, pierde bastante. El dibujo es muy parecido al de Ultimate Avengers, pero con la animación intentaron ir un paso más allá, poniendo bastantes efectos 3D, pero no terminan de cuadrar dentro de la película, dando una sensación visual bastante extraña y para nada agradable. Lo mejor de la película es la batalla entre Iron Man y Fin Fang Foom, pero esa parte está cubierta por una oportuna niebla que hace que no podamos distinguir bien lo que hacen los contendientes (lo cual también ayuda a que no se note tanto lo pobre que es la animación).
En general, una película interesante y divertida, una vuelta de tuerca curiosa al personaje aunque floja en algunos aspectos y, aunque no creo que la película de acción real debería haber tenido este mismo argumento, sí que podrían haber tomado unos cuantos apuntes.

No hay comentarios: