miércoles, enero 25, 2012

(Reseña de cómic) Evil Incarcerated: Osborn

Por algún motivo, los villanos siempre nos parecen personajes mucho más atractivos que los héroes, y eso es algo que las editoriales saben, y por eso de vez en cuando (cada vez más a menudo) nos presentan miniseries protagonizadas por estos villanos (sobre todo por aquellos más carismáticos). Un ejemplo de estas miniseries es la conocida como Evil Incarcerated: Osborn ("Mal Encarcelado: Osborn"), protagonizada por el eterno enemigo de Spiderman, Norman Osborn, mejor conocido como el Duende Verde, desde la época de Dark Reign ha ganado un papel bastante más importante en el universo Marvel, todo esto de mano de Kelly Sue DeConnick y Emma Ríos.
La historia nos cuenta cómo el empresario, prisionero en la Balsa de SHIELD, es trasladado a una instalación mucho más oculta, aún que aún no ha tenido juicio. Allí descubre que existe una especie de culto que lo adora y que pretenden liberarlo, al tiempo que conoce a cinco nuevos villanos con superpoderes y bastante pocos escrúpulos. Mientras tanto, la periodista del Bugle Norah Winters intenta seguir la pista del villano, consiguiendo llegar a dicha instalación.
La historia en sí no es mala, es incluso interesante, e incluso tocan temas políticos de una forma bastante más profunda que el cómic típico. El principal problema de la historia es que se hace muy confusa al incluir tantos personajes nuevos de los que sabemos poco o nada durante la mayoría del tiempo. Además, hay un reclamo bastante triste en el primer número, donde Peter Parker hace una corta aparición hablando con Norah para luego no volver siquiera a ser mencionado en el resto de la historia (ni siquiera se menciona a su alter ego, que considerando el odio que Osborn le tiene, es un tanto extraño). Por otro lado, se hace bastante ameno de leer si uno no intenta quedarse con todos los detalles y sólo pretende quedarse con la idea global.
El dibujo no ayuda mucho, lo empeora si cabe. Ríos parece intentar abarcar más de lo que puede, y si incluso los dibujos más simples son bastante feos, mejor no entremos a hablar de aquellos dibujos complejos, sobre todo de algunos de los nuevos personajes como el Decapitador o Xirdal. Aunque hay que reconocer que, salvo los casos de Norah Winters y June Covington (muy parecidas entre ellas), el resto de personajes son bastante diferenciables, lo cual es un punto a su favor.
Tal vez lo mejor que tenga la miniserie sea el minicapítulo que acompaña al primer número, titulado The Prime of Miss June Covington ("Los mejores años de la señorita June Covington"), donde nos cuentan el origen de este personaje de manos de Warren Ellis y Jamie McKelvie, ambos bastante acertados en sus puestos, y mostrando una cara del personaje bastante más aterradora que la que se ve en la serie principal.
En general, un cómic curioso, pero sin mucha más historia que eso. Realmente, salvo por la introducción del personaje de Covington, el resto no parece tener ningún tipo de repercusión en el universo Marvel, así que tampoco nos perdemos mucho por no leerlo. Y es que el Duende Verde sin Spiderman no es el Duende Verde.

No hay comentarios: