jueves, enero 19, 2012

(Reseña de cómic) Jurassic Park: Dangerous Games

Desde que Steven Spielberg llevara a la gran pantalla la adaptación de la novela Jurassic Park de Michael Crichton en 1993, cantidad de material relacionado con esta salió a la venta, hasta el punto que el mismo Crichton escribió una secuela (The Lost World, en españa conocido como "El Mundo Perdido"), que también recibió una adaptación en forma de película. Entre otras cosas, se han publicado distintas series limitadas de cómics, algunas adaptando las películas, otras con historias originales. Y este último es el caso de Jurassic Park: Dangerous Games, el trabajo recién publicado de Erik Bear y Jorge Jimenez para IDW Publishing.
El cómic cuenta la historia del agente Daniel Espinoza, un agente encubierto de la CIA infiltrado en la banda del señor del crimen Cazares, el cual con los beneficios de sus actividades ilegales ha llegado a comprar la Isla Nublar, isla famosa por haber sido donde John Hammond construyó Jurassic Park años atrás, y en la cual todavía los dinosaurios viven a sus anchas. Cuando Cazares descubre la verdad sobre Espinoza, hace que lo lleven a su isla, donde le da una opción de sobrevivir: sus agentes lo soltarán en la isla y, tras veinticuatro horas en la que tendrá que sobrevivir de dinosaurios, su mejor hombre, "Tiburón", empezará a darle caza. Sin embargo, Espinoza encontrará en la isla unos aliados con los que Cazares nunca habría contado.
La verdad, a pesar de que el cómic es bastante entretenido y por lo general lleva buen ritmo, tiene un gran problema que tienen la mayoría de los cómics de Jurassic Park: está lleno de fantasmadas. De hecho, el concepto inicial me pareció muy bueno, pero desde el momento en que la doctora White aparece en acción lo hace todo completamente surrealista y hace perder bastante interés. Y las maneras que tienen los personajes de enfrentarse a los dinosaurios... vamos, pierde toda la tensión que caracteriza a la saga. Pero bueno, como digo, es lo que ocurre con todos estos cómics.
Respecto al dibujo, es bastante bueno. No sólo los dinosaurios sino también los seres humanos están bastante bien hechos y bien definidos. Además, el autor no se deja influenciar por las versiones de las películas de los dinosaurios e intenta asemejarlos a las suposiciones de los científicos, sobre todo los raptores, que aparecen completamente emplumados y sin llegar al metro medio de altura. Eso sí, el tiranosaurio sigue siendo excesivamente enorme (que no es que fuera pequeño, pero en esta saga siempre lo exageran).
En conclusión, un cómic que despierta bastante poco interés. Sin embargo, como fan de la saga, siempre sigo buscando algún material que sea capaz de regalarme las mismas sensaciones que cuando veo las películas. Pero no recomiendo este cómic a menos que no se tenga nada mejor que leer o que se sea  muy fanático de la saga.

2 comentarios:

Naota Nandaba Kasugano dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=_CcroleiuF0&feature=related
Cada vez que veo algo de Jurasic Park suena esta en mi cabeza...

Anónimo dijo...

los graficos me parecen buenísimos a comparacion de redemption, pero la trama me parece una bsfia, juro que puedo hacer algo mas intresante que eso.