jueves, febrero 23, 2012

(Reseña de cómic) Gigantic

Rick Remender es un escritor y dibujante de cómics conocido sobre todo por la serie Strange Girl que creó para la editorial Image Comics, aunque no es el único trabajo por el que deba ser recordado, ya que, además de otros trabajos propios como el mencionado, también ha participado en Marvel llevando personajes tan populares como el Castigador o Lobezno, o incluso siendo parte del equipo que creó películas de animación tan famosas como El Gigante de Hierro o Anatasia. Una de sus obras, formada por cinco números publicados entre 2008 y 2010, es Gigantic, publicada bajo el sello Dark Horse Comics y con un estilo de lo más peculiar.
En Gigantic se nos cuenta cómo la Tierra y la humanidad fueron creadas sólo como una especie de reality show para complacer a los espectadores de una cadena de televisión intergaláctica, y hoy, cinco mil temporadas más tarde, un enorme robot que responde al nombre de "Gigantic" ha llegado a la Tierra con la intención de salvarla de su season finale...
Como podéis ver sólo por esta breve sinopsis, la historia es completamente absurda, pero de una forma increiblemente divertida. Los conceptos usados por el autor sacarán sonrisas a más de uno, y están acompañados por una serie de escenas de acción frenéticas y descerebradas como pocas. No profundizamos en la mayoría de los personajes, no nos preocupamos de las consecuencias de determinadas acciones, para disfrutar de Gigantic hay que desconectar el cerebro y dejar que su adrenalina nos lleve de un lado a otro sin plantearnos mucho nada. Y se hace muy divertido.
Además, el dibujante Eric Nguyen ayuda a mantener este ritmo frenético con sus dibujos, detallados y dinámicos al mismo tiempo, con unos diseños de personajes espectaculares (aunque en algún momento un tanto confuso) que recuerdan a mangas de mechas clásicos como el popular Mazinger-Z.
Sé que probablemente Gigantic no pase a la historia como uno de los grandes cómics de la historia, pero sí que me parece un cómic muy divertido con un concepto curioso y que se hace muy ameno de leer, y que recomiendo a todo el que tenga ganas de pasar un buen rato sin complicarse demasiado en tramas demasiado complejas.

No hay comentarios: