miércoles, febrero 29, 2012

(Reseña de cómic) JLA: Another Nail

Hace unos meses hablé de la miniserie conocida como JLA: The Nail, una historia de Alan Davis situada en uno de los Elseworlds de DC Comics. Su éxito le mereció una secuela, JLA: Another Nail ("LJA: Otro clavo"), llevada a cabo por el mismo autor y publicada en 2004 (seis años después de la original).
Al comienzo de la historia se nos muestra cómo, durante la confrontación final de la anterior saga, fuera de la Tierra estaba llevándose a cabo una terrible guerra entre los Linternas Verdes Corps. y los dioses de Apokolips, que finalizó con la muerte de Darkseid. Tiempo más tarde, cuando la Batería Central de OA empieza a fallar, los Linternas Verdes intentan descubrir su fallo sospechando que Apokolips aún tenga que ver con ello, mientras en la Tierra dos importantes miembros de la Liga de la Justicia se adaptan a nuevos tipos de vida.
La calidad de esta historia es muy inferior a la anterior. No sólo es mucho más liosa e intenta concentrar demasiada información en muy poco tiempo, sino que hay tramas que están cogidas con alfileres e incluso alguna trama que sobra por completo (la trama de Batman no tiene nada que ver con todo el resto, aunque intenten darle una medio justificación al final). Además pierde toda la gracia de los Elseworlds que por lo general muestran situaciones curiosas en mundos donde algo ha sido distinto, pero en este caso, la historia podría haber sido muy parecida en el universo DC normal. La verdad es que me ha decepcionado, me esperaba mucho más.
Las ilustraciones también son un poco peores que en la primera parte. No han perdido tanta calidad como el guión, pero definitivamente se notan bastante más descuidadas, llegando a dar unas expresiones un tanto bizarras en algunos personajes de vez en cuando.
En general, una decepción. Tras una primera obra muy entretenida, curiosa y brillante se encuentra una historia vaga, liosa y en cierto modo previsible, alejándose por completo de la magia habitual de los Elseworlds. Una auténtica lástima.

No hay comentarios: