miércoles, febrero 08, 2012

(Reseña de cómic) Steve Rogers: Super Soldier

Durante el periodo comprendido entre Captain America: Reborn (2009) y Fear Itself (2011), el super soldado original dio bastante poco que hablar, al ser su compañero James Barnes (mejor conocido como "Bucky") el que llevaría el manto del Capitán América, todo esto a pesar de haberse convertido Rogers en el nuevo director de SHIELD y haber reinstaurado a los Vengadores. De este modo, lo más destacable de esta época fue la miniserie Steve Rogers: Super Soldier ("Steve Rogers: Super Soldado"), publicada en 2011 de manos de Ed Brubaker y Dale Eaglesham.
La historia nos muestra cómo Pete Wisdom, agente del Servicio Secreto Británico, se pone en contacto con Rogers para comunicarle que el descendiente del profesor Erskine (quien en su día creara el suero del super-soldado) sigue con vida y, de hecho, ha redescubierto la fórmula, decidiendo venderla en el mercado negro. Por ello, Rogers decide ir a detenerlo, llevándose la sorpresa de que acompañándole hay una mujer demasiado parecida a su primer amor, Cynthia Glass, haciendo que todo se vuelva cada vez más extraño.
El concepto inicial de la miniserie está bastante bien, pero poco a poco empieza a complicarse y dar demasiados giros de argumento hasta un punto en que todo es demasiado surrealista y parezca demasiado forzado. Los personajes carecen por completo de una personalidad real y no se llega a profundizar en ninguno, al ocurrir demasiadas cosas en sólo cuatro números, aunque, curiosamente, nos queda bastante claro quién es quién (lo cual en otros cómics no ocurre tan fácil). Además, acude a recursos ya demasiado desgastados en las historias de este personaje. Pero, a pesar de que es una historia bastante fácil de leer, es muy floja.
El dibujo, por otro lado, está bastante bien hecho y permite identificar bastante fácil a los personajes, además de ayudar bastante a seguir el guión, lo cual también ser lo que haga el ritmo de la miniserie tan bueno a pesar del pobre guión. Como una nota negativa es el estilo tal vez demasiado ochentero, que no es que esté especialmente mal, pero las técnicas de dibujo han evolucionado bastante para conformarnos con esas caricaturas con aspectos tan genéricos.
En general, una idea muy buena desaprovechada por completo, pero es que es raro el autor que hace un trabajo decente con el super-soldado sin caer en clichés.

No hay comentarios: