lunes, marzo 05, 2012

Desentrañando... Patrulla-X

A lo largo del siglo XX la evolución humana dio su siguiente paso, tras más de tres milenios sin un cambio significativo en su estructura genética. De esta manera, muchos jóvenes, al llegar a la adolescencia, comenzaron a experimentar extraños cambios en su cuerpo, algunos descubrían extrañas habilidades como la capacidad de crear fuego, lanzar rayos o teletransportarse. Otros, más desafortunados, experimentaban cambios y deformaciones físicas que les impedían mantener una vida normal intentando ocultar su nueva condición.
El miedo a lo desconocido, sobre todo considerando el terrible poder que algunos de los miembros de esta nueva especie, bautizados como "mutantes", provocó que la gente empezara a temerlos y odiarlos, razón de más por la que la mayoría de los mutantes intentaban ocultar su mutación en caso de poder, o se escondían de la civilización en caso de no poder. Algunos de estos mutantes, furiosos por el trato que estaban recibiendo, se alzaron contra los humanos normales, algunos sólo intentando que les dejaran en paz mientras que otros, más ambiciosos y revolucionarios, buscaban acabar con la supremacía humana y comenzar una nueva era en la que los mutantes dominaban el mundo. Este último era el caso de Erik Magnus Lensherr, un mutante conocido como Magneto por la capacidad de manejar los campos magnéticos, que se convirtió en un famoso terrorista internacional, al principio en solitario y luego acompañado de un grupo de mutantes (que bautizó la "Hermandad de Mutantes Diabólicos").
Por suerte para la raza humana, no todos los mutantes eran tan hostiles, ya que el profesor Charles Xavier, también conocido como el Profesor-X, un antiguo amigo de Magneto cuyas diferencias ideológicas les convirtió en rivales, abogaba por la coexistencia pacífica de humanos y mutantes, creyendo que estos últimos podían adaptarse a la sociedad como ciudadanos normales y corrientes, sin que existiera ninguna diferencia entre ambas especies.  Para ello, el Profesor-X fundó una escuela, conocida como la "Escuela Xavier para Jóvenes Talentos", donde, oculto para el mundo, el profesor acogía a jóvenes mutantes y los entrenaba en el uso de sus poderes y les inculcaba una moral por la que sólo usarían esos poderes para el bien. Los primeros estudiantes que el profesor de habilidades telepáticas acogió fueron: Scott Summers, conocido como Cíclope, quien necesitaba un visor para poder controlar los láseres que sus ojos constantemente lanzaban; Warren Worthington II, el Ángel, el cual podía volar gracias a un par de plumadas alas de su espalda; Henry "Hank" McCoy, llamado Bestia, cuyos enormes brazos y piernas le permitían unas increíbles habilidades acrobáticas; Robert "Bobby" Drake, apodado el Hombre de Hielo por su habilidad de congelar cualquier cosa; y finalmente Jean Grey, la Chica Maravillosa, cuyas habilidades telepáticas y telekinéticas eran potencialmente mayores a las del profesor.
Aparte de las clases y los entrenamientos en la escuela, este pequeño equipo empezó, una vez Xavier creyó que estaban preparados, a realizar misiones para preservar la paz entre humanos y mutantes bajo el nombre de la Patrulla-X. Aparte de Magneto y su Hermandad de Mutantes Diabólicos, la Patrulla-X tuvo que enfrentarse a otros mutantes malvados como la Mole o el Desvanecedor, o al odio humano, cuyo máximo exponente se vio reflejado en los Centinelas, unos enormes robots fabricados para detectar y destruir a los mutantes.
A lo largo de la historia, muchos han sido los mutantes que han ingresado y muchos los que han dejado la escuela. Entre los nombres más destacables están: Lobezno, un mutante con poderes regenerativos, instintos animales y garras que, debido a unos experimentos realizados en él por el gobierno, no recuerda nada de su pasado, ni siquiera su verdadero nombre; Tormenta, una mujer africana con la capacidad de alterar el clima; Coloso, un enorme ruso que puede recubrir todo su cuerpo de metal orgánico; Rondador Nocturno, cuya mutación aparte de la habilidad de teletransportarse le brindó un aspecto demoniaco completamente opuesto a su devoción por el catolicismo; Pícara, una joven que huyó de casa tras descubrir que su tacto le hace absorber los recuerdos, poderes y energía vital de la persona a la que toque; Gatasombra, una chica capa de hacerse intangible; Gámbito, un ladrón francés capaz de hacer estallar cualquier objeto que toque...
Los mutantes siempre han tenido una relación bastante tirante con los demás superhéroes. A pesar de que en algunas ocasiones, personajes como Bestia o Lobezno hayan pertenecido a los Vengadores, o incluso dos de sus miembros más estables sean Mercurio y la Bruja Escarlata, los hijos de Magneto, la desconfianza mútua es siempre bastante sensible. Eso les ha llevado a que rara vez se alíen con los demás y, por lo general, luchen sus batallas de forma completamente individual. No es que no cuenten con ayuda, sobre todo considerando que a lo largo del tiempo, más equipos relativos a ellos se han ido formando, como X-Force, Nuevos Mutantes o Excalibur.
Unos de los aliados más peculiares de la Patrulla-X es la raza alienígena conocida como los Shi'ar, a cuya reina Lilandra ayudaron a recuperar su poder en una ocasión. Estos mismos Shi'ar fueron los que previnieron a los mutantes de como Jean Grey había sido poseída por la Fuerza Fénix, un ente intergaláctico con aspiraciones de destruir todo cuanto exista. A pesar de haberla eliminado, Fénix siempre parece volver de la muerte, a veces completamente controlada por Jean, pero siempre acaba por tomar el control y enfrentarse a los héroes.
Otro problema habitual de la Patrulla-X son los futuros alternativos. En muchas ocasiones, distintos viajeros temporales han llegado al presente para intentar evitar algún evento que provocará un futuro completamente distópico. Algunos, como una versión futura de Gatasombra, regresan al futuro tras impedir dicho evento, pero otros, como Cable o Bishop, han permanecido en el presente para asegurarse de que las cosas sigan por buen rumbo.
Uno de los más frecuentes males que asolan estos futuros es el dominio de Apocalipsis, el considerado el primer mutante ya que nació durante la época del auge de la cultura egipcia, y que ha logrado mantenerse con vida mediante largas hibernaciones, aunque se sospecha la posibilidad de que sea inmortal. Apocalipsis tiene la convicción de gobernar el mundo y de sólo permitir a aquellos que él considere más aptos, sean estos humanos o mutantes, sobrevivan. Incluso existe un universo paralelo, la llamada "Era de Apocalipsis", donde Apocalipsis logró su objetivo muy pronto.
Por otro lado, Magneto, una vez considerado el peor enemigo de la Patrulla-X, demostró en varias ocasiones no ser tan terrible e incluso en muchas ocasiones colaborar con el equipo heróico, llegando hasta a formar parte del mismo en alguna ocasión. Sin embargo, sus convicciones nunca ha terminado a perderlas, y siempre vuelve a sus andadas, hasta que una vez, después de que Magneto en un enfrentamiento con la Patrulla despojara a Lobezno del metal que recorre sus huesos, Xavier decidió que esta sería la última vez que Magneto haría algo así, por lo que trató de borrarle la mente, aunque esto provocó que las conciencias de ambos se fusionaran en un nuevo ente de nombre Onslaught, cuya derrota significó el sacrificio de muchos de los héroes más importantes de la Tierra... aunque, por suerte, sobrevivieron gracias a las habilidades de Franklin Richards, el hijo de Mister Fantástico y la Mujer Invisible, volviendo Xavier y Magneto junto a todos los demás héroes tras unos meses de ausencia.
Recientemente, tras los acontecimientos de la "Dinastía de M", los mutantes fueron diezmados al perder la mayoría de ellos sus poderes, quedando sólo 198 mutantes en el mundo, todo cortesía de la Bruja Escarlata. Desde entonces, algunos de estos mutantes han ido recuperando sus poderes, pero el número es aún mucho menor que antaño.

Lecturas recomendadas:
The X-Men #1
Giant Size X-Men #1
Uncanny X-Men #129-137
Uncanny X-Men #141-142
Fatal Attractions
The Onslaught Saga
House of M
Decimation

No hay comentarios: