viernes, marzo 02, 2012

(Reseña de película) Thor: Tales of Asgard

Coincidiendo con el estreno de la película de acción real sobre el héroe nórdico en mayo de 2011, Lionsgate y Marvel publicaron la última de las ocho películas que habían firmado crear, basada en el personaje del mismo nombre.
Thor: Tales of Asgard ("Thor: Historias de Asgard") nos traslada a Asgard durante la adolescencia del héroe, el cual se empieza a dar cuenta de que el resto de los habitantes del reino no le respetan por su poder, sino simplemente por su estatus. De este modo, y sabiendo que muchos jóvenes asgardianos, para probar su valía, se embarcan en la búsqueda de la espada de Surtur (aunque ninguno ha logrado encontrarla realmente), Thor convence a su hermano Loki para colarse en el barco de los Tres Guerreros en su siguiente expedición a Jötunheimr, aún sin la aprobación de su padre. A lo largo de este viaje, Thor aprenderá no sólo muchos valores que antes ni había considerado, sino también que no todo el mundo es lo que parece.
La verdad, esta colección de películas de calidad tan desigual se despide por todo lo alto con una película con una historia magnífica. Aunque, en parte, la trama recuerda bastante al primer segmento de la película de acción real, hay bastantes giros de tuerca y bastantes personajes y elementos mitológicos añadidos para que no nos aburramos viendo algo que ya hemos visto. Lamentablemente, el final de la película no da pie a que continúe la historia que conocemos del personaje, pero no por ello la historia pierde calidad.
La animación sigue en la misma línea que hasta la fecha, recordando los diseños de personajes bastante a los de Next Avengers: Heroes of Tomorrow, supongo que sobre todo por haber colocado como protagonistas a un par de adolescentes. La animación también es bastante interesante, aunque después de haber visto Asgard en la película de acción real, tal vez se nos haga bastante pobre la representación de esta película. Pero no porque sea mala, sino porque tampoco presenta nada especial en general.
En definitiva, una película altamente recomendable, tanto para los fans del personaje como para los que no hayan oído hablar nunca de él, además de para aquellos que simplemente sean fans de la mitología nórdica.

No hay comentarios: