jueves, abril 12, 2012

(Crítica de cine) Batman

Tras las primeras adaptaciones del Cruzado de la Capa a la pequeña y gran pantalla, basadas todas ellas en el personaje de las edades de oro y de plata, por lo cual el ambiente era bastante alegre y colorido (o lo colorido que permitiera la época, ya que las primeras series fueron en blanco y negro), en 1989 Tim Burton nos trajo la primera adaptación del personaje mostrando el ambiente oscuro que lo caracteriza, sobre todo desde los años 80's. Aunque la película la había visto hace muchos años, recientemente he decidido revisarla y aquí va mi opinión.
La trama tiene tres protagonistas principales, y curiosamente, de los tres, el que menos protagonismo lleva es Bruce Wayne, alias Batman, cuya trama es la que ya todos conocemos: traumatizado por la muerte de sus padres ha iniciado una cruzada para acabar con todo el crimen de las calles de Gotham. Los otros dos protagonistas son el Joker, a quien en esta película le dan un origen basado en parte en The Killing Joke de Alan Moore, e incluso un nombre, Jack Napier, siendo un mafioso que, durante un enfrentamiento con Batman, cae en un tanque de ácido lo cual lo desfigura, tras lo cual intenta convertirse en el rey del crímen de Gotham. Y finalmente tenemos a la fotógrafa Vicki Vale, la cual, junto al periodista Alexander Knox, intenta descubrir la verdad sobre el hombre murciélago, aunque poco a poco se va interesando también por el filántropo Bruce Wayne y no sólo de manera profesional, sin sospechar la relación del millonario con el vigilante.
Sé que mucha gente tiene esta película en muy alta estima, pero voy a ser completamente objetivo con ella. La trama de la película flojea a ratos, las motivaciones de los personajes no se quedan claras en ningún momento, la relación romántica entre los protagonistas pasa de repente de la nada al todo y encima los guionistas asumen que todo el mundo debe saber que Bruce Wayne es el alter ego de Batman, ya que se echa en falta una escena en la que se "revele" al espectador esta verdad, la película se comporta como asumiendo que el espectador ya lo sabe. Y es probable que lo sepa, pero aún así, creo que es importante, sobre todo en una primera película, dar ese dato de una forma tal vez no completamente explícita, pero sí en una escena en la que un espectador completamente ignorante sea capaz de darse cuenta de ese detalle y a partir de ese momento contar con ese dato para el resto de la película. Por otro lado, aunque no me molesta el que hayan hecho desaparecer a Joe Chill y colocar a Napier como asesino de los Wayne (es más, me parece una manera muy buena de fabricar un antagonismo entre los dos personajes que en los cómics sólo se ha logrado a través de muchos enfrentamientos), sí que me parece que la actitud de Batman y su actuación final, en la que le dice al Joker literalmente que le va a matar, y lo intenta más de una vez hasta que lo logra, está muy fuera de lugar y cambia al personaje de un "vigilante justiciero" a un "vengador", destrozando por completo al personaje.
De las actuaciones de los actores, creo que el único que hizo un papel medianamente decente fue Jack Nicholson en su papel de Joker. Ni Michael Keaton (Batman) ni Kim Basinger (Vicki Vale) actúan lo más mínimo, y entre los secundarios sólo podemos destacar a Michael Gough (Alfred Pennyworth), ya que tampoco Pat Hingle (Gordon) o Billy Dee Williams (Harvey Dent) tienen un papel lo mínimamente amplio para ser tomados en cuenta. Y, por la parte visual... es Tim Burton y, lo siento por todos sus fans, pero odio la ambientación Burton, no la aguanto. De lo exagerado que es con sus planos y sus contrastes siempre me da la impresión de que es más una parodia que una película seria.
En resumen, que a pesar de que sea una película "de culto", a mí no me gusta especialmente. No digo que sea mala, y tiene momentos muy buenos y muy memorables, pero por lo general la película se puede sumar a una larga lista de adaptaciones de cómics que no deberían pasar a la historia. Aunque, por otro lado y siendo justos, hay que reconocer que en su día fue un salto bastante importante para las películas de cómics, que hasta la fecha siempre habían sido bastante infantiles.

No hay comentarios: