viernes, abril 27, 2012

(Reseña de serie) The Walking Dead, 1ª temporada

En 2010 empezó a emitirse una serie que adaptaba el popular cómic de Robert Kirkman The Walking Dead ("Los Muertos Andantes", traducido al español como "Los Muertos Vivientes"). Recientemente ha terminado su segunda temporada, pero, antes de reseñarla, prefiero hacer la reseña de su primera temporada.
Al igual que en el cómic, la serie The Walking Dead nos hace seguir a Rick Grimes, un policía que, tras pasar un tiempo en coma debido a un disparo que recibió, despierta para encontrarse en medio de un apocalipsis zombi, sin idea de lo que ha pasado o de dónde están su familia y amigos. De este modo, Rick empieza a intentar encontrar a sus seres queridos mientras intenta sobrevivir en este nuevo y horrible mundo, donde todas las reglas han cambiado.
Los seis capítulos que componen esta primera temporada no sólo son muy buenos, sino que crean unas historias casi completamente nuevas, aún cuando usan muchos personajes y conceptos del cómic, pero realmente sólo el primer capítulo sigue la misma historia que la de la fuente original, desviándose por completo desde el segundo capítulo. Pero, a pesar de ello, guarda el espíritu del cómic, con lo cual los seguidores de los cómics podemos agradecer ver nuevas historias en las que no podremos predecir qué va a ocurrir. Desgraciadamente, hay muchos diálogos bastante tontos a lo largo de la temporada que muchas veces hacen sentir vergüenza ajena por los guionistas.
Ninguno de los actores tiene una interpretación especialmente reseñable, aunque tampoco lo hacen especialmente mal, salvo por Laurie Holden (Andrea), cuya inexpresividad la acompaña durante los seis episodios.
Especial mención merecen los zombis, muy bien hechos en su mayoría, aunque con una representación un tanto irregular. Mientras que en los primeros episodios veíamos zombis muy activos, capaces de correr, saltar o incluso interactuar con objetos como picaportes o usar piedras para intentar romper unos cristales, en la segunda mitad de la temporada se convierten en los clásicos zombis lentos y torpes que ya conocemos.
En conclusión, una primera temporada bastante digna aunque con algún que otro errorcillo perdonable. La semana que viene hablaré de la segunda temporada.

No hay comentarios: