sábado, julio 28, 2012

(Reseña de cómic) The New 52: Justice League International #1-6

Entre las 52 nuevas series que DC lanzó el pasado agosto, tres fueron dedicadas a distintas "subdivisiones" de la Liga de la Justicia. La colección Justice League (cuya primera trama ya reseñé) nos mostraba al equipo principal de héroes, Justice League Dark mostraba un grupo de personajes relacionados con la magia, y Justice League International, la colección guionizada por Dan Jurgens y dibujada por Aaron Lopresti, nos presenta una singular formación manejada por la ONU.
Andre Briggs, el director del departamento de inteligencia de la ONU, convence a los líderes mundiales para que le permitan formar un grupo de superhéroes que respondan ante dicha institución, a pesar de estar bastante reticientes de dicha idea. De este modo, Briggs reune a Hielo, Fuego, Vixen, Rocket Red, August General in Iron, el Linterna Verde Guy Gardner, Godiva y el que será su líder, Booster Gold, para enviarlos a una misión de rescate casi de inmediato, mientras la opinión pública sobre el grupo es mala desde el comienzo, al haber tomado la ONU el Salón de la Justicia, un lugar público, para el uso privado de dicho equipo. Además, Gardner se niega a aceptar órdenes de Booster Gold, Batman decide meterse en la misión del grupo "por si las moscas" y nadie en el grupo parece tener un mínimo de disciplina, aún menos intención de trabajar en equipo. Aunque deberán dejar estas diferencias atrás una vez que unos robots gigantes empiecen aparecer en distintos lugares del mundo.
He de reconocer que es una serie bastante simpática, como todas las versiones de este equipo, y sin demasiadas pretensiones. Simplemente un grupo de héroes de segunda categoría (ayudados por Batman) bastante desastrozos por lo general enfrentándose a amenazas que les quedan grande pero que, de algún modo extraño, consiguen derrotar. Desgraciadamente, la historia está demasiado alargada para poder llegar a seis números lo cual acaba haciéndose algo aburrido al volverse un tanto repetitivo en ocasiones. Además, el hecho de incluir a Batman (que, la verdad, abusan mucho de él en los nuevos 52, incluso más que antes), el cual no pega con el resto del grupo, o el hecho de que no den una explicación a por qué la JLA no se apunta a detener al enemigo de turno una vez el equipo de Booster ha demostrado su incompetencia nos deja un sabor de boca medio agrio.
El dibujo es bastante bueno aunque, igual que la historia, sin demasiadas pretensiones. Hace su papel correctamente, un dibujo bastante típico para una serie de superhéroes y con un manejo de la narrativa bastante clásico, sin arriesgar nada.
En resumen, una colección que está bastante bien para pasar el rato y tal vez esbozar alguna sonrisa viendo al equipo más desastrozo de DC. Si sólo la ONU hubiera permitido que Plastic Man se uniera...

No hay comentarios: