viernes, julio 27, 2012

(Reseña de serie) Friends, 5ª temporada

1998 vio el inicio de la quinta temporada de Friends, el ecuador de la serie que aún conseguía mantener sus altas audiencias y a su mismo reparto (y así seguiría hasta el final).
La serie comienza donde nos dejó la última vez, con Ross habiéndose equivocado al decir el nombre de Rachel en su boda con Emily. A pesar de que la boda sigue adelante, esto evidentemente afecta fuertemente en la relación de los dos personajes, por lo que Ross durante toda la primera mitad de la temporada intenta arreglar las cosas con su esposa, la cual empieza a poner condiciones extremas si Ross quiere volver a verla, entre ellas que no vuelva a ver a Rachel jamás. Por otro lado, Chandler y Monica, quienes compartieron una "noche especial" en Londres, se esfuerzan por intentar ocultar la relación que está surgiendo entre ambos de los demás, aunque poco a poco les va siendo más duro.
A pesar de que Ross y Rachel siguen teniendo gran presencia en la serie, la relación de Chandler y Monica llega a eclipsarlos en parte durante esta temporada, una vez más, algo de agradecer, aunque hay momentos que parecen un poco forzados, y la idea de que ambos tuvieran sentimientos el uno por el otro desde antes de lo de Londres me parece muy sacado de la manga (habiendo visto recientemente las anteriores temporadas). Además, lo poco de la relación de Ross y Rachel que tenemos durante esta temporada ya llega hasta el punto de cansino, que si hasta el momento habían sido los personajes menos graciosos de la serie, a este punto ya uno nota la pesadez desde que aparecen en pantalla.
Definitivamente, y aunque la serie sigue siendo divertidísima, las tramas largas cada vez dejan más que desear, además de ser bastante escasas en este caso, y lo que de verdad divierte son las tramas de cada episodio individual.

No hay comentarios: