lunes, agosto 20, 2012

Desentrañando... Henry Pym

Un brillante bioquímico, Henry "Hank" Pym fue capaz de descubrir unas partículas subatómicas que le permiten cambiar de tamaño, bautizadas por él como las "partículas Pym". Usando estas partículas para encogerse junto a un casco que le permite comunicarse con las hormigas, Henry Pym asumió la identidad heróica de Hombre-Hormiga, para, poco más tarde, ayudar a Janet Van Dyne, hija de un doctor asesinado por un alien al que Pym se enfrentaría, a convertirse en la Avispa con esas mismas partículas.
El Hombre-Hormiga y la Avispa corrieron muchas aventuras juntos antes de, junto a Iron Man, Thor y Hulk, fundar el equipo de superhéroes conocido como los Vengadores. Poco después de ésto, Pym decidiría usar su descubrimiento para crecer a gran tamaño, con lo que tomaría el alias de Hombre-Gigante en un principio, el cual sería cambiado por Goliath.
La baja autoestima de Pym le ha acabado provocando graves problemas hasta el mundo de llegar a desarrollar una doble personalidad, la cual se manifiesta como otra identidad heróica más, Chaqueta Amarilla. La primera manifestación de Chaqueta Amarilla ocurrió después de que Pym creara al casi indsestructible robot Ultrón, el cual se rebeló contra su creador y todos los Vengadores, y Chaqueta Amarilla se presentaría proclamando cómo se había encargado de Pym, aunque la Avispa se dio cuenta de que se trataban de la misma persona y acabaría haciendo que volviera a la normalidad.
Desgraciadamente, esta no fue la última vez que Pym tuvo problemas mentales, llegando a golpear a Janet (ahora su esposa) y creando un robot llamado Salvación-1 con un único punto débil que sólo él conocería para ganar credibilidad entre los Vengadores cuando fuera el único capaz de destruirlo, aunque su plan fracasó y la Avispa tuvo que ser la que salvara el día, tras lo cual se divorciaron.
Uno de los peores enemigos de Pym siempre ha sido el villano Cabeza de Huevo, un científico loco el cual, tras bastantes años de haber sido proclamado como fallecido, volvió y puso la vida de Pym patas arriba, haciendo que lo encerraran por unos crímenes que él le había manipulado para cometer, y, sin evidencias de la "resurrección" del villano, todos creyeron que había vuelto a perder la cabeza. Por suerte, Pym acabó por lograr desenmascarar a Cabeza de Huevo, quien sería asesinado finalmente por Ojo de Halcón, en venganza ya que el villano había matado a su hermano.
A lo largo de los años, la vida de Pym pareció volver a la normalidad, formando parte primero de los Vengadores de la Costa Oeste para luego volver a la formación principal de los Vengadores, llegando a participar en la batalla de Onslaught, en la que todos los Vengadores parecieron morir, aunque sólo fueron enviados a un universo de bolsillo creado por Franklin Richards, el hijo de Mr. Fantástico y la Mujer Invisible, durante un tiempo. Además, Janet, quien había perdonado a Hank, acabó retomando su relación.
Los problemas de doble personalidad de Pym volvieron durante los eventos de la Guerra del Destino, aunque por suerte ésto sólo llevó a una reconciliación interior de Pym, quien acabó decidiendo asumir la identidad de Chaqueta Amarilla (después de haber estado variando en múltiples ocasiones a lo largo de los años entre sus otras tres identidades) para resolver todo lo que "el otro Chaqueta Amarilla" había hecho.
Aunque pareciera que Pym se posicionaría junto a Iron Man en la Guerra Civil provocada por el Registro Superhumano, creando incluso un terrible duplicado de Thor, lo cierto es que durante esta época el héroe estaba secuestrado por los aliens conocidos como los skrulls, mientras un skrull llamado Criti Noll actuaba como él. Durante la Invasión Secreta, Pym regresó y, tras la muerte de Janet durante dicha batalla, decidió asumir él mismo la identidad de la Avispa.
En tiempos más recientes, Pym, como Hombre-Gigante, ha formado la Academia Vengadores, donde se encarga de coger a jóvenes con superpoderes "potencialmente malvados" y los redirige para convertirse en héroes y, posiblemente, futuros miembros de los Vengadores.

No hay comentarios: