sábado, agosto 11, 2012

(Reseña de cómic) The New 52: Catwoman #1-6

Seguimos con otra reseña más de los nuevos 52 de DC que comenzaron el pasado septiembre, esta vez con la serie de Catwoman, guionizada por Judd Winick y dibujada por Guillem March, cuyos primeros seis números presentan la trama The Game ("El juego").
Para Selina Kyle, no de los mayores atractivos de ser Catwoman es el riesgo que corre constantemente, sobre todo debido a lo poco que se suele preocupar de su propia seguridad, a pesar de las advertencias de tanto amigos como aliados temporales. Sin embargo, ésto se acaba cuando descubre que no es intocable tras robar al mafioso Bone, momento a partir del cual la sensación de seguridad de la chica se desmorona por completo.
Uno de los casos en que los nuevos 52 se vuelven un tanto caóticos. La carrera de Selina como Catwoman lleva bastante tiempo ya y ha tenido bastantes encuentros (entre ellos, encuentros sexuales, como se explica de manera bastante explícita) con Batman. Sin embargo, la chica aún no conoce la identidad secreta del multimillonario, y no está segura de si el vigilante conoce la suya (el cual, por supuesto, la sabe). De este modo, saber exactamente qué ha ocurrido y qué no con Catwoman hasta la fecha se hace bastante lioso y el "reinicio" de universo ha servido sólo para complicarnos más.
Por otro lado, la historia es bastante interesante y explora bastante bien el personaje y su forma de actuar. Tiene buen ritmo aunque es bastante caótico, al no centrarse exactamente en una trama sino en una evolución del personaje. Inventa unos cuantos conceptos nuevos sobre el personaje bastante interesantes y aborda algunos temas que esperemos con el tiempo se expliquen mejor. Sin embargo, hay escenas que sobran bastante, como la escena de sexo entre la protagonista y el Caballero Oscuro al final del primer número.
El dibujo es muy bueno, no conocía el trabajo de March y la verdad me ha gustado bastante. Es bastante detallista y la manera que tiene de dibujar las caras y las expresiones ayudan bastante al entendimiento de la lectura. El único problema tal vez es la distribución de las viñetas, que, aunque no llega a ser confusa en ningún momento, si llega a ser caótico sin sentido en algún punto.
Un punto de partida bastante bueno para quien quiera iniciarse con este personaje. Aún con sus puntos flojos tiene bastante buena pinta y está bastante cuidada. Habrá que seguir de cerca esta serie.

No hay comentarios: