miércoles, agosto 15, 2012

(Reseña de película) Alien³

1992 vio el estreno de la tercera película de la franquicia Alien, conocida popularmnente como Alien 3 (aunque su título se escribe normalmente Alien³, lo cual vendría a ser "Alien al cubo"). Esta película, además, marcó el debut como director de David Fincher, quien se haría mucho más popular gracias a futuras producciones como El Club de la Lucha o Seven.
La actuación de uno de los "abrazacaras" en la Sulaco provoca que la nave, automáticamente, lance una cápsula de salvamento cargando con los supervivientes de la anterior película. Desgraciadamente, la cápsula cae en un planeta que se ha convertido en una prisión cuyos presos, todos hombres, practican una extraña religión. Ripley, una vez más única superviviente, empieza a conocer esta extraña sociedad mientras teme que algo más haya sobrevivido, algo que no debería haber estado en la Sulaco, y, de hecho, un perro se convierte en el anfitrión para una nueva forma más mortífera si cabe del alien.
Aunque la situación se va haciendo cada vez más absurda cuando Ripley se va convirtiendo una y otra vez en la única superviviente, la película, a pesar de no ser la mejor de la saga, significa un digno final para la saga. El estilo crudo de Fincher tal vez no encaja con una película de este estilo, donde se suelen "respetar" determinados aspectos (la muerte de Newt, por ejemplo, ha sido algo muy cruel, aunque evidentemente Carrie Henn no podía volver a interpretarla para esta película, ya estaría demasiado crecida), pero al menos la acción es bastante buena, el alien vuelve a ser casi tan temible como el de la primera parte y el final es completamente digno.
Además, una cosa de agradecer es que la acción comienza bastante pronto. En vez de darnos una introducción larguísima para, al cabo de una hora, empezar con la acción, Fincher se encarga de ir jugando con las escenas, de modo que el alien ya está actuando mientras los personajes van conociendo la situación. Sin embargo, provoca muchas escenas y tramas bastante poco necesarias, como el pasado de Clemens o la intimidad que logra con Ripley.
Las actuaciones van hacia atrás, no llegando hasta el nivel de la primera parte, ya que los personajes al menos tienen algo de personalidad, pero no llega a la profundidad que lograban algunos personajes en la segunda, lo cual no ayuda a sus interpretaciones. Sin embargo, algunos de los internos hace un papel decente: Charles Dance como Jonathan Clemens, Charles S. Dutton como el "gurú" de los presos Dillon, o Paul Mcgann como el chiflado Golic merecen alguna mención.
En esta película por primera vez el alien es generado por ordenador, sobre todo al ser un alien distinto a los anteriores y necesitar movimientos mucho más rápidos. Eso hace que pierda un poco de calidad ya que se nota bastante el CGI, aunque es de agradecer verlo en pleno movimiento. Por otro lado, no hay muchas escenas del espacio así que casi no se puede comparar con las anteriores películas.
La idea del nuevo alien, distinto por haber tenido como anfitrión a un perro, es una idea interesante, y te hace preguntarte si tal vez eso dicta la diferencia entre el alien de la primera parte y los de la segunda (aunque todos provenían de anfitriones humanos, pero tal vez el ADN de Kane era especial en algún sentido), además del hecho de que Ripley albergue una reina, aunque es una lástima que no se explique cómo llegó a tener una reina. ¿Tal vez el hecho de ser mujer provoca que sea una reina? ¿O simplemente es un mecanismo de supervivencia del "abrazacaras", que al saber que su reina ha muerto, crea una nueva? Estaría bastante interesante que exploraran ésto.
El final, aunque lo he visto bastante criticado, me parece perfecto, sobre todo para intentar cerrar la trilogía, a pesar de que luego hicieron una cuarta parte (y no hablemos de la saga Alien Vs. Predator o de Prometheus, aunque todas estas sean precuelas). No le habría encontrado un mejor final para la saga.
En conclusión, una película en la misma línea que las anteriores, con puntos fuertes y puntos flojos, sin terminar a justificar (en mi opinión) toda la fama que ha ganado la saga, aunque exponiendo conceptos bastante interesantes (de ser mejor explorados).

No hay comentarios: