viernes, agosto 31, 2012

(Reseña de película) Depredador

Ya que íbamos revisando la saga Alien antes de ver y reseñar Prometheus, he llegado al punto en que las próximas películas de la lista son aquellas de la saga Alien Vs Predator, pero, claro, esa saga es un crossover con la saga Predator, por lo que he decidido ver esta última antes de ver dicho crossover. La primera película sobre el extraterrestre cazador se estrenó en 1987 siendo dirigida por John McTiernan y protagonizada por Arnold Schwarzenegger.
Un grupo de soldados son enviados a Guatemala a rescatar a unos presos de las guerrillas, descubriendo que han sido engañados por su contratante, el agente de la CIA George Dillon. Sin embargo, el engaño de Dillon no será lo que más traerá de cabeza al equipo del mayor Alan "Dutch" Schaefer, ya que una extraña criatura capaz de camuflarse con la jungla se ha propuesto cazarlos a todos uno por uno.
La verdad es que la película me ha aburrido soberanamente. Tuve que verla de varias veces porque pegármela del tirón era una tortura demasiado grande. Desde que comienza la acción de la película, tras los primeros veinte minutos, la película es sólo acción, acción y más acción de una manera completamente descerebrada. No hay exploración de personajes, no se intenta conocer nada sobre el monstruo, ni siquiera hay giros de argumento interesantes, sólo escenas de acción interminables y confusas (en la mayoría de los casos es difícil saber qué está pasando) que hacen bostezar. Y, por supuesto, en una contínua escena de acción no hay sitio para interpretar, así que no se puede saber si los actores habrían hecho un buen trabajo.
Los efectos especiales, para la época, están bastante bien, aunque creo que en algún caso se quedan un tanto pobres, considerando otras películas de la época. Aunque tal vez el problema sea el concepto tan humanoide del depredador, que parece más un humano mutado que una criatura extraterrestre (al estilo de tantos extraterrestres humanoides que hay en distintas sagas), mostrándose incluso claramente el hecho de que tiene cinco dedos en cada mano.
También falta un poco de exploración del concepto del depredador, concepto que conozco por cultura popular, pero que en esta película no se explica demasiado. De hecho, salvo que uno tenga la astucia de unir la mini-escena inicial (si se puede llamar escena) con el resto de la película, uno ni se plantea que pueda ser extraterrestre.
Una película, en mi opinión, bastante pobre, que no entiendo cómo pudo convertirse en un referente tan importante con el tiempo. Espero que las siguientes de la saga sean mejores.

No hay comentarios: